Diseño en Venezuela: Entrevista con el maestro del diseño venezolano Alvaro Sotillo

viernes, 15 de enero de 2010

Entrevista con el maestro del diseño venezolano Alvaro Sotillo



Esta entrevista formó parte de un trabajo académico realizado el 9 de septiembre del año 2003 por Carlos Silva, hoy día diseñador profesional. La reproduzco porque su contenido se mantiene vigente.


¿Para usted qué es el diseño gráfico?
El diseño regula las funciones y las formas de los objetos que nos rodean en la cotidianidad y que los pasan por una idea de productividad, asociado a la producción industrial, de lo cual resulta una concepción contemporánea del diseño. No hay idea de diseño sin idea de producción.
¿Cuál es la metodología que usted emplea para diseñar?
Mi postura actual ante el diseño en el género que practico, diseño editorial, puede resumirse en el encadenamiento con la tradición, en el sentido neto de la palabra, donde no es posible concebir un gesto de originalidad que no sea producto de lo precedente.
Mi estilo es el rechazo ante las preconcepciones. Mi punto de partida es el análisis de los contenidos que me toca formalizar y comunicar, de allí parto. Ellos guían mi trabajo, lo cual exige un alto grado de involucramiento.
La intención de establecer un desnudamiento de la anatomía del libro como objeto. Esto se logra a través de señas exteriorizadas en el volumen del libro como orientación desde lo externo hacia los diferentes contenidos. Involucra introducir una cantidad de señales que no son alfabéticas, como líneas, sombras coloreadas, que se van traspasando hacia las fachadas del libro y que van orientando hacia el contenido.
Tomo interés por los aspectos técnicos de la producción, tratando de contribuir a través de retos gráficos o tecnológicos, como el desarrollo y perfeccionamiento de la producción en el país.
Por todo esto ves entonces una postura y no una metodología.
¿Cuáles son los principales trabajos y piezas que ha efectuado en el campo del diseño gráfico?
Sabemos que el proceso de producir libros es un proceso lentísimo, por eso no tengo una producción masiva en mi trabajo. Puede haber libros que tomen 3 o 4 años de producción.
Considero que he tenido suerte de hacer también cosas no solamente por un relativo éxito del producto gráfico, sino también por el acontecimiento editorial. Independientemente del diseño, son acontecimientos muy importantes el Diccionario de Historia de Venezuela, ha podido hacerlo cualquier diseñador, pero era en sí mismo un gran acontecimiento porque es la primera vez que se reúne un material histórico de esa envergadura y que por fortuna pudo ser financiado. Son pocos los países de América Latina que tienen un diccionario de su historia tan exhaustivo.
¿Se ha dedicado a la docencia?
De una manera muy poco académica, poco formal. He trabajado con algunas personas a lo largo de su carrera, a manera de apoyo, asistencia y cooperación, pues creo que es la única oportunidad de aprender realmente. Es una manera de brindar la oportunidad de aprender por medio del trabajo, no sólo aprender la teoría. Trabajamos con varios pasantes de Prodiseño, lo cual es una experiencia extraordinaria.
¿Puede mencionar algunas exposiciones donde haya expuesto sus piezas?
Bueno, en realidad muy pocas, porque se hacen muy pocas exposiciones de diseño en Venezuela. Hubo una exposición de estampillas en la Galería de Arte Nacional porque estuvimos un tiempo dedicados al diseño de sellos postales. También estuvimos en DGV 70-80-90 diseño gráfico en Venezuela (1996).
¿A cuáles asociaciones o agremiaciones nacionales e internacionales de diseño pertenece?
Soy miembro fundador, profesor invitado y asesor de la Escuela de Comunicación Visual Prodiseño. Fui asesor, curador, diseñador y museógrafo del Centro de Arte La Estancia. Miembro de la AGI (Alliance Graphique International).
¿A cuáles eventos internacionales ha participado. Cuál ha sido su experiencia al entrar en contacto con diseñadores de otros países?
Hay dos eventos en Alemania. Uno es el de Los libros más bellos del mundo, el otro es la Exposición Internacional del arte y el libro. Es la misma asociación, sólo que se producen los eventos en tiempos distintos, uno es anual y el otro es una especie de revisión de acontecimientos anuales. Nosotros participamos regularmente por la razón de que ellos son de las pocas exposiciones dedicadas a diseño de libros. Es una experiencia excelente porque se cuenta con gente sumamente especializada, no sólo diseñadores, sino estudiosos del diseño del libro de Europa y China. Venezuela se ha ganado muchísimos premios en esa exhibición.
Según su criterio ¿Cuáles han sido los hechos más relevantes en Venezuela respecto al diseño gráfico?
Creo que la cosa más importante es la migración que hubo en la postguerra europea y la española, lo que nos permitió que estuvieran aquí Gerd Leufert, Nedo, etc. Todas aquellas personas que hoy aparecen como pioneros del diseño gráfico en el país. No sólo ellos, sino toda la masa técnica, los correctores de pruebas españoles que llegaron acá después de la guerra civil, los impresores alemanes; es decir, todas las personas que hicieron la infraestructura para que fuera posible la evolución del diseño. Eso me parece un punto importante, un epicentro.
Otro hecho que me parece importantísimo es la creación de las revistas Shell y El farol, publicaciones de la empresa petrolera de los años 50, lo cual fue desde el primer momento una manifestación de diseño corporativo. También la revista CAL, un hito fuerte, porque es una referencia importante.
Otro acontecimiento importante es la incorporación de Leufert al Museo de Bellas Artes, donde empezó a actuar sobre las ediciones de arte.
La creación del Instituto Neumann, es otro punto importante que formalizó al diseño como disciplina académica. Después fue importante la creación de Prodiseño, como consecuencia del Instituto Neumann.
¿Qué clase de eventos, a su juicio, habría que organizar para la promoción del diseño en Venezuela?
Me parece que las ediciones son las que más se perpetúan, hay un volumen de trabajos gráficos que valdría la pena poder decantar y coleccionar en libros y catálogos. DGV ya tiene algo que ver con eso, pero el corte histórico fue gigantesco, yo creo que habría que particularizar por género. Me parece que primero que nada habría que hacer publicaciones pertinentes.
También las exposiciones son importantes. Son un tipo de evento para tener contacto directo con los materiales, incluso los materiales tecnológicos. Los seminarios, charlas, conferencias, reuniones entre diseñadores, son vitales.
A su juicio ¿Cuál es la situación actual del diseño gráfico venezolano?
Creo que en este momento hay un cierto esplendor en el tema del diseño, se ha popularizado mucho, para mi gusto quizás excesivamente, así como una especie de moda en torno al diseño. Pero eso ha permitido que una gran cantidad de personas se dediquen a eso y entonces la decantación sobre el grupo es mayor. Hay grupos muy exitosos, jóvenes que están creando sus propias oficinas con unos lenguajes relativamente propios y contemporáneos, que además se meten en áreas que antes eran relativamente impensables, por lo menos para nosotros, en el área de la tecnología, de la presentación para televisión, etc.. Eso se puede evaluar por el éxito que tienen muchos de esos diseñadores en el exterior.
Mencione quiénes son para usted los cinco diseñadores gráficos vivos sobresalientes
Se puede decir que hay varios grupos de diseñadores de diferentes generaciones. Se puede mencionar la oficina ABV de Waleska Belisario y Carolina Arnal. También están Luis Giraldo, Carlos Rodríguez, Ariel Pintos, Carolina Palmero…Lo importante es que hay un cuerpo profesional, no es tan fácil nombrarlos, yo me resistiría a hacer una selección así tan matemática como pide la pregunta.
¿Qué opina del diseño para la televisión, la web y el multimedia?
No sé, esa es una pregunta extraña. Es como preguntarle a un mecánico lo que opina sobre los carros de carrera. Bueno, son campos naturales donde se puede intervenir con un conocimiento muy específico. Tengo entendido que hay escuelas que están muy orientadas hacia el diseño tecnológico. Eso es natural, pues en el ambiente aparecen peticiones de diseño y las instituciones deben darle respuesta a esas peticiones.
¿Cuál cree usted que es el futuro del diseño gráfico en Venezuela?
Bueno, uno debería preguntarse cuál es el futuro del país, porque el diseño no existe fuera del ambiente. Yo tengo mucha preocupación porque no sé, con esta declinación económica, qué efecto puede tener eso en el diseño porque, como te decía, es como una cosa muy asociada a la producción. Me parece que es un momento delicadísimo, a pesar de que creo que el diseño ya tiene su propia inercia.

Nota: La imagen que ilustra la entrevista es el afiche Letromaquia, realizado para el Museo de Bellas Artes con el fin de promover una exposición homónima de Nedo M.F. en 1975. Igualmente colocamos como enlace la biografía de Alvaro Sotillo que desarrollaron para la muestra de Diseño Iberoamericano, la cual es bastante completa.