Diseño en Venezuela: UN8: LABORATORIO DE IDEAS PARA EL HOGAR

martes, 13 de julio de 2010

UN8: LABORATORIO DE IDEAS PARA EL HOGAR


El taller merideño es un espacio para experimentar y explorar con formas, materiales y técnicas productivas.



Entusiasmo es la definición que mejor se ajusta a Lock Man Yee y Giovanni Di Tillio, socios del laboratorio de diseño Un8, quienes desde hace poco más de un año se han fijado como meta ofrecer soluciones novedosas que surjan de la indagación.

La idea que anima este proyecto se aleja de la empresa tradicional que se fundamenta en la fabricación de productos, porque para Un8 el eje central es el proceso creativo que genera conocimientos. “Boceteamos mucho. Luego, probamos y probamos hasta que sacamos un producto, como en el caso de la lámpara sin tornillos, remaches, ni pegamento, construida con menos de una lámina de aluminio cortada con mucha precisión”, señala Man Yee.

En el caso de esta luminaria de pie, los socios exploraron las posibilidades del sistema productivo hasta lograr el “cero desperdicio” después de dilatadas reflexiones y prototipos. Generaron una pieza realizada a partir de cortes hechos por una máquina CNC (de Control Numérico), que luego es enrollada y encajada por medio de un sistema de pestañas.

Tecnología y diseño
Di Tillio y Man Yee consideran que Un8 es un espacio para inventar, gracias al dominio de la tecnología de la máquina CNC. Este equipo sirve para llevar a cabo procesos de fabricación con exactitud, al combinarse con el diseño con computadora, permitiendo hacer cortes tridimensionales en materiales tan diversos como la madera, el aluminio, el acrílico, el cobre o el anime.

Tenemos la ventaja de tener ésta y otras máquinas, a diferencia de muchos diseñadores que crean sus productos y después deben subcontratar los talleres que los fabricarán”, señala Man Yee.

La versatilidad del CNC fue aplicada en el “descansa cucharones”, objeto de apoyo para la cocina elaborado en pino nacional. Este utensilio útil y decorativo se hace con un solo bloque de madera, que es tallado hasta obtener la horadación en la que se puede calzar un cucharón.

Otros objetos funcionales que siguen los mismos principios de investigación-diseño-producto son la base para bolsas de basura y el porta rollos de papel, concebidos -cada uno- con una lámina de aluminio doblada de tal manera, que puede ser encajada en los bordes de las puertas de los gabinetes de cocina.

Las piezas poseen medidas tan exactas, que quedan estables sin necesidad de sujetarlas con mecanismos adicionales.

Los puntos en común de estos productos de Un8 son “originalidad, soluciones simples a problemas cotidianos concretos y economía, ya que logramos soluciones que abaratan los costos de producción”, enfatiza Di Tillio.

Series cortas
En el diseño industrial se habla de series largas y series cortas. Las primeras se refieren a la producción masiva, mientras que la segunda trata de la fabricación de decenas de ejemplares. Un8 se inclina por las series cortas. Recientemente el laboratorio realizó para la organización Neurodesarrollo de Venezuela una patineta terapéutica.

Sobre este trabajo explica Lock Man Yee: “Esta institución nos contactó porque necesitaban los juguetes que utilizan en las terapias para niños. Todos los que nos mostraron eran importados y hechos en plástico. Llegamos al acuerdo de seleccionar uno para comenzar, y los convencimos de hacer una serie corta del mismo para que ellos la comercializaran entre sus pacientes”.

El cliente seleccionó la patineta y seguidamente envió un video para que los diseñadores observaran cómo se usa. Después de bocetear, depurar ideas y estudiar la viabilidad productiva y económica, Man Yee y Di Tillio generaron un prototipo que fue aprobado. Fabricaron una serie corta en MDF, la enviaron, y en 9 días la institución la vendió toda. Ya encargaron más.

Antes, Un8 se había planteado el reto de diseñar un juguete. Después de un pequeño estudio de mercado en las jugueterías merideñas, cayeron en cuenta que no podían competir con la mayoría de los juguetes importados. Sin embargo, hallaron un “nicho” en las tiendas de maternidad. Entonces, decidieron crear una pieza que pudiera ser obsequiada en los “baby shower”, que sirviera como adorno del cuarto del bebé y que éste pudiera utilizarla hasta los 3 años: así surgió el caballito “Arre”.

Este producto ha sido un éxito. Elaborado en tableros de MDF, se presenta en un paquete plano de 60x60 cms con instructivo para armar en casa. El proceso creativo para llegar al caballito “Arre” incluyó estudios de ergonomía, empleo de materiales, estabilidad, entre otros. Actualmente lo venden en tiendas locales y en los mercados de diseño de la región andina.

¿Quiénes son?
Lock Man Yee se graduó de diseñador industrial en la Universidad de Los Andes en el año 2007. Participó en el Colectivo Iguano, con el que creó proyectos como la lámpara Sebucán, exhibida en el Salone Satellite 2004 de la Feria del Mueble de Milán y en la exposición venezolana Objetos Cotidianos. Vivió una breve temporada en Buenos Aires, donde trabajó en Cohan Design Group. Durante su estadía en Argentina participó en el 7mo Salón de Diseño edición Mercosur. Retornó a Mérida hace poco más de un año.

Giovanni di Tillio es la otra cabeza creativa del Laboratorio Un8. Es arquitecto egresado de la ULA hace 25 años. Se ha dedicado al ejercicio de la arquitectura, así como al diseño y fabricación de elementos arquitectónicos como paneles divisorios, ventanas, stands y mobiliario institucional. Su diseño más exitoso es el carrito portalibros para las bibliotecas de la Universidad de Los Andes. Ha participado como expositor en eventos internacionales como la feria Construmat, en Barcelona, España.


Información: www.unocho.wordpress.com


Teléfono: (0274) 266.74.20

Originalmente publicado en el suplemento Espacios de El Nacional. Caracas, 11 de julio de 2010.