Diseño en Venezuela: JORGE MONTAÑA CREA MUEBLES CON FACTOR LOCAL

lunes, 30 de enero de 2012

JORGE MONTAÑA CREA MUEBLES CON FACTOR LOCAL


Juego de muebles Jangada. Diseño con factor local (Cortesía de Jorge Montaña).


Tras casi 30 años de experiencia y de un largo recorrido en el campo del diseño, el colombiano Jorge Montaña se erige como pionero de lo que él mismo llama "factor local", es decir, de la creación a partir del contexto en el que uno se encuentra.

Se graduó en 1983 de diseñador industrial en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. Como joven egresado, aspiraba proyectar licuadoras, aspiradoras y carros, pero en el campo de trabajo descubrió que su país poseía una gran base microindustrial alejada de esas áreas. Lo que sí halló fue una considerable cantidad de carpinterías dedicadas a fabricar muebles.

Los muebles le sedujeron por “su versatilidad y la facilidad que ofrecen para la expresión, incluso con pocos recursos”, señala quien a la fecha posee su propia firma, Duo Diseños y es reconocido regionalmente por crear e impulsar la Red Latinoamericana de Diseño (RLD).

Entre Colombia y Brasil
Jorge Montaña comenzó trabajando con muebles a la medida para el hogar, y en el camino fue haciendo contactos que lo llevaron al sector corporativo, el cual lo condujo a la producción en serie de sistemas para oficinas abiertas y al diseño de interiores, porque “la realidad te dice que cuando vas a atender a un cliente, él lo que quiere es que le resuelvas un problema, y en Bogotá las empresas invierten mucho en la imagen, que incluye el equipamiento y la decoración de sus oficinas”, indica.

La otra cara de Duo Diseños es su esposa, la arquitecto brasileña Vera Bonavides. Gracias al nexo nupcial, Montaña vivió desde 1996 en Recife y Fortaleza.

Una vez instalado en el nordeste brasileño, contactó a las empresas de muebles, con las que comenzó a trabajar. Estando allá recibió la convocatoria de la Comunidad Europea para un postgrado en Gestión de Proyectos con enfoque en Muebles, que fue realizado en Uruguay e incluyó un viaje de 3 meses a Italia, para visitar empresas. Como frutos de esa experiencia escribió el libro Aprendiendo con el líder, del que se editaron 35 mil ejemplares en Brasil. También se especializó en diseño participativo, por eso “hoy en día no hago diseño PARA alguien, sino que diseño CON alguien”.

“Soy un apasionado de las formas populares”, asevera Montaña. Por eso tiene montones de muebles y bocetos inspirados en ellas.

Jangada
La creación más exitosa de Jorge Montaña ha sido la línea de muebles Jangada, la cual fue inspirada por el “factor local” brasileño.

Jangada es el nombre de un barquito de pesca de raigambre indígena, propio de Ceará, que posee un sistema de velas diferente al occidental, que ha evolucionado en el tiempo desde la conquista.

Tomando como fuente original este elemento cultural, el diseñador transpuso los mecanismos estructurales de la embarcación a una silla que incorpora como innovación tecnológica tres posiciones ergonómicas que emulan el sistema de la vela, gracias al movimiento combinado del asiento con el espaldar.

Jangada fue concebida para ser construida con materiales locales: generalmente se hace en madera de eucalipto extraída de bosques controlados y una lona muy tupida. Ha obtenido  premios en  Argentina, Brasil y Alemania, y también fue presentada en el Salone Satellite de la Feria de Mueble de Milán.

Montaña relata su particular historia: “A raíz de haber ganado un concurso con ese juego de muebles, un fabricante comenzó a producirlos y los llevó a varias ferias. En una de ellas estaba el presidente de la Asociación Brasileña del Mueble con una delegación internacional y les llamó mucho la atención las piezas, porque eran las únicas que tenían ‘cara brasileña’. Los extranjeros opinaron que el resto mostraba muebles de estilo italiano. Como yo estaba presente, tuve la oportunidad de explicarles que Jangada fue creada con la metodología del factor local, sobre la que luego me invitaron a dictar cursos en 15 estados del país”.

Actualmente Jangada es producida por la firma Kakakis, en Recife.

Diseño democrático
Hace años Jorge Montaña volvió con su familia a Bogotá con su familia, donde se reincorporó a la industria del mueble, cuya situación estima en buen estado de salud: “actualmente producimos y exportamos muebles institucionales de talla mundial, y al contrario, tenemos un área microempresarial para el hogar que está importando de China”.

Gabinete de la línea Chat (Cortesía J. Montaña).
Pese a que asegura que actualmente el 90% de su trabajo es institucional, Montaña muestra otras líneas como Chat, inspirada en su hija. “Salió de mi interés de comunicar, es un diseño más relacionado con el arte”, explica.

Chat consiste en unos armarios cerrados en cuyas puertas se ha plasmado un emoticon. Este mueble que ha gustado mucho, lo produce por su cuenta y se puede ver en su página web, al igual que la mesa-taller Abracadabra, sobre la que Montaña comenta: “Esa es una línea para la que desarrollo los diseños y luego los cuelgo en internet para que cualquiera los baje y los haga. Tengo muchos de esos, porque considero que uno como diseñador debe entrenar constantemente, por eso, siempre estoy participando en concursos. Una vez que envío la propuesta, la publico con el fin de que la gente la use”.
Para Jorge Montaña, el diseño es democrático. A diferencia de la mayoría de sus colegas, comparte las imágenes de sus creaciones en internet con la expresa intención de que las personas las fabriquen por su cuenta. De hecho, le gusta que después le envíen las fotos mostrando cómo fueron personalizadas las piezas.

Publicado en Espacios de El Nacional. Caracas, domingo 29 de enero de 2012.