Diseño en Venezuela: UNA FORMA DE SACARLE EL JUGO AL DISEÑO

lunes, 27 de febrero de 2012

UNA FORMA DE SACARLE EL JUGO AL DISEÑO



Un exprimidor de naranjas manual y una parrillera para carbón y leña son los productos bandera de Orangex.

Hace casi doce años atrás, el exprimidor manual de naranjas Ojex se convirtió en el primer y único producto de una empresa venezolana en obtener el máximo galardón del diseño industrial estadounidense: The Industrial Excellence Design Awards (IDEA).

El fabricante de este “objeto de diseño” era un emprendimiento familiar oriundo de Maracay que se dedicaba originalmente a elaborar tuberías para aguas negras en hierro colado. En 1987 su fundador, don Fernando Egaña, ante la necesidad de diversificar el negocio, creó una línea para la cocina que incluía calderos, molinos de maíz y un exprimidor de naranjas al que llamó Caribbean Ware, cuya forma rústica es ampliamente reconocida en nuestro país como el artefacto que utilizan los vendedores callejeros de jugo natural.

En 1995 los Egaña vendieron la empresa, pero mantuvieron consigo las marcas de las líneas para el hogar, las cuales continuaron fabricando como Orangex.

Como para ese momento el mercado local les quedaba apretado, decidieron exportar. Participaron como expositores en ferias comerciales de los Estados Unidos, donde descubrieron que el exprimidor de naranjas era el producto que tenía más salida. Entonces abrieron una oficina en Nueva York: “Esa fue una decisión arriesgada”, relata el ingeniero metalmecánico Carlos Egaña, quien se hace cargo actualmente de la empresa aragüeña.

En Norteamérica se dieron cuenta de que además del exprimidor original, apto para ser usado en locales comerciales, necesitaban un modelo más pequeño y de aspecto moderno y elegante para el hogar. Entonces surgió la idea de Ojex.

Exprimidor premiado
Los hermanos Carlos y Gonzalo Egaña bocetearon sus ideas y las mostraron al consultor de mercadeo, quien les recomendó contratar al multidisciplinario estudio de diseño Smart Design, que actualmente tiene presencia en Nueva York, San Francisco y Barcelona.

Un equipo de Smart Design vino a Venezuela a conocer la tecnología y los procesos realizados en la fábrica. Con el material recopilado pusieron manos a la obra y el resultado fue Ojex, una máquina sencilla de maniobrar, de tamaño compacto y exquisita apariencia que exhibe una acentuada curvatura que sugiere cierta continuidad visual casi escultórica. Esta pieza que integra exitosamente función y estética, se ofrece en varios colores: negro, plateado, blanco y azul.

El prestigioso premio IDEA catapultó a Smart Design y a Orangex. La compañía tuvo la oportunidad de instalar una planta en Texas, a la vez que mantenía activa la de Maracay. Gracias a esa infraestructura logró exportar Ojex a 26 países, entre los Estados Unidos y Europa. Irónicamente, el modelo no caló en Venezuela, y eso que también fue reconocido por la revista Business Week como uno de los 50 productos más “cool” del siglo veintiuno.

Después de decenas de avatares, los Egaña terminaron vendiendo la patente y la marca Ojex a Focus Products Group, compañía que continúa manufacturando y distribuyendo el exprimidor.

Nuevos modelos, nuevos diseños
Pese a los vaivenes económicos, en el 2006 Orangex rediseñó por su cuenta el exprimidor, pero en aluminio, arrojando como resultado el modelo X-5, más ligero y económico. Al poco tiempo aparecieron unas cinco copias, todas ofrecidas como nacionales, pero “made in China”.

Ante ese panorama, Orangex se reinventó a sí misma en el 2009. Apartó a un lado los exprimidores y diseñó “in house” un nuevo producto: la Parrillera Gaucho Grill. De ella explica Carlos Egaña: “la diseñé en aluminio junto con la gente de la planta, pensando en que pudiera cocinar la carne con carbón o leña”.

Resalta Egaña que desarrollaron un diseño altamente funcional: “a diferencia del resto de las parrilleras, hechas en acero, Gaucho Grill se fabrica en aluminio, por lo tanto no pierde el calor, sino que lo mantiene adentro, generando un efecto de horno, sin calentarse por fuera”.

Como diseñador, Egaña consideró que para lograr esta cualidad debía engrosar las paredes del artefacto, pero sin sumarle volumen, ni peso. Desde el punto de vista formal, se aplicó la lección aprendida con Ojex: “También pensamos en la estética y logramos que la parrillera tuviera una agradable forma compuesta por líneas curvas, porque la idea es que pueda colocarse a la vista en la cocina y sabemos que un objeto feo no se exhibe, se guarda”.

Gaucho Grill se distribuye actualmente en todo el país y formó parte el año pasado de la muestra “No Materia”, la cual identificó y colocó en un catálogo digital, los productos diseñados en Venezuela. Sin duda, un acto de persistencia.

Contactos
Orangex (Carlos Egaña): 0412 3490318 | 0426 2883531
Facebook: Orangex Ca
Twitter: @orangex

Publicado en el suplemento Espacios de El Nacional. Domingo 26 de febrero de 2012.
Para más información y datos sobre el diseño venezolano y latinoamericano nos puedes seguir en Twitter: @agendadediseno