Diseño en Venezuela: DISEÑO INTEGRAL CON ESTILO MINIMALISTA

domingo, 16 de septiembre de 2012

DISEÑO INTEGRAL CON ESTILO MINIMALISTA



Los proyectos de Leonid Lucenko abarcan tanto el espacio arquitectónico como su equipamiento.

Si a los arquitectos y diseñadores se les diera entera libertad, crearían y recrearían constantemente el entorno. Leonid Lucenko no es la excepción.

Esta tendencia luce en él acendrada por los avanzados estudios de arquitectura que abandonó para finalmente obtener el título en diseño industrial, una decisión que aún considera acertada. Lo interesante es que ha podido ejercer ambos oficios en la remodelación y construcción de casas, apartamentos y espacios comerciales.

Para Lucenko la principal diferencia entre ambas disciplinas es la escala, señalando que el diseño industrial es más detallado y utilitario porque considera el comportamiento del usuario para brindarle comodidad a través de los objetos que lo rodean.

El ser un diseñador con sólidos conocimientos arquitectónicos le otorga una perspectiva enriquecida para el interiorismo que se centra en la experiencia de la persona: “Un interruptor debe estar a la altura correcta, la iluminación debe ser adecuada y para proyectar una cocina  hay que tomar en cuenta el recorrido que se hace en ella”, explica.

El diseño industrial le ha dado las destrezas para generar desde mesas de centro y closets, hasta cocinas y mobiliario para exteriores.

Sintonía con el cliente
Diseño del letrero exterior.
Los proyectos de Leonid Lucenko son integrales, porque en la medida de lo posible, diseña el espacio arquitectónico y su equipamiento. Sin embargo, su sueño es tener la oportunidad de plasmar completamente su estilo hasta en las vajillas, tal como hizo el italiano Gió Ponti en la famosa quinta El Cerrito.

Su metodología de trabajo es detallista, concentrándose en obtener la sintonía con el cliente: “Para mí es importante conversar con él para conocer sus gustos y su desenvolvimiento cotidiano con el fin de identificarme con lo que requiere”, señala. También reconoce que hay un componente psicológico que el diseño debe atender.

El segundo paso es conocer el lugar. Si se trata de una remodelación, observa cómo es la iluminación natural, la ventilación, ubica las tomas de agua y electricidad, calcula las medidas.
De allí pasa a los planos 2D y a los renders tridimensionales que permiten a la persona visualizar la propuesta. Esta herramienta es también útil para mostrar lo que se debe hacer a los albañiles y otros obreros en obra. Todo este proceso demora de 2 a 3 meses.

Menos es más
Aunque indica que sus proyectos reflejan al cliente y que su meta es evitar imponer su criterio, Leonid Lucenko considera que se especializa en arquitectura moderna con un toque europeo.
“No soy de mezclar estilos”, asevera y “considero el minimalismo como un estilo de vida que se dirige hacia el tener sólo lo esencial. La mayoría opta por acumular objetos y aferrarse a ellos, mientras que el minimalismo se despoja de los excesos”.

Esta línea de pensamiento es visible en la totalidad de los conceptos que maneja, y se hace visible  en el dominio absoluto del blanco, “el único color verdaderamente neutro”, que generalmente  combina con tonos terrosos y algún toque vibrante en el mobiliario.

Sus propuestas incluyen muebles de líneas limpias, puertas y gavetas que carecen de tiradores,  amplias superficies lisas, el uso de materiales transparentes y una resistencia al ornamento innecesario. Los espacios concebidos por Lucenko demuestran con hechos que “menos es más” hasta el punto que parecen desmaterializarse.

Otro punto en común en los proyectos de Lucenko es el protagonismo que le da a la cocina, la cual es el espacio en el que la gente pasa la mayor cantidad de tiempo. Hasta en los apartamentos reducidos, la cocina ocupa un puesto privilegiado.

Entre las recomendaciones dadas por el diseñador a la persona que desee construir o transformar su hogar es usar el sentido común para la disposición de las dependencias y los objetos.

El Teleférico remozado
Leonid Lucenko está involucrado en el Proyecto de Modernización de las Estaciones del Teleférico de Mérida como diseñador industrial y como diseñador de interiores.


El teleférico más alto del mundo cuenta con un equipo liderado por el arquitecto Werner Moser que se está encargando de reforzar, remodelar y actualizar las cinco paradas que conducen al turista al Pico Espejo.

Fiel a la estética minimalista, Lucenko propone tonalidades claras combinadas con la calidez de la madera y la translucidez del vidrio. Incluso sugiere amoblar el restaurante de la última estación con la célebre silla Panton. 

Publicado el 16 de septiembre de 2012 en el suplemento Espacios de El Nacional. Ver enlace:

http://www.el-nacional.com/espacios/Diseno-integral-sello-minimalista_0_46195412.html