Diseño en Venezuela: Exposición recomendada: RECORRIDO POR LA EXPOSICIÓN "MENENA COTTIN, BUSCANDO LA ESENCIA"

domingo, 22 de mayo de 2016

Exposición recomendada: RECORRIDO POR LA EXPOSICIÓN "MENENA COTTIN, BUSCANDO LA ESENCIA"

La autora mostrando cómo funciona el libro digital "Doble Doble".

El  jueves 19 de mayo llegué a las 4 de la tarde al Trasnocho Cultural para el bautizo del libro de Felipe Márquez. Como el evento era a las 5, decidí pasar antes por la Sala TAC para ver la exposición de Menena Cottin “Buscando la esencia” que había inaugurado el domingo 15. Por casualidad entré en el momento en el que la diseñadora e ilustradora estaba a punto de iniciar la visita guiada por el montaje.  Una feliz coincidencia.


Origen: el IDD

El recorrido inicia con dos afiches elaborados en el Instituto de Diseño Neumann (IDD), donde Menena Cottin se graduó de diseñadora gráfica. Luego completó su formación  bajo la guía, según sus propias palabras, de John Lange.


Seguidamente sobre la pared están rotuladas seis marcas creadas en los años setenta, entre ellas la del Banco Venezolano de Crédito, institución patrocinante de la exposición.

Me llama la atención que Cottin fue de las pocas egresadas de la Neumann que ha ejercido ampliamente su profesión, porque lo usual entre las mujeres que estudiaron en el IDD durante los años sesenta y setenta era casarse y engavetar el diploma. Esta aseveración no es invento mío, sino que lo extraigo de un testimonio asentado en el librillo del debate La situación del diseño en Venezuela que se llevó a cabo en 1986 en el IDEA.

Desde ese punto de vista la trayectoria de Menena Cottin ha sido excepcional, pero también por los niveles de excelencia que ha logrado.

Me llevé una impresión favorable de la muestra, que cuenta con la virtud de ser dinámica e interactiva, al incluir algunas imágenes de los cuentos creados por la autora-ilustradora a gran tamaño sobre la pared, una compilación de publicaciones diseñadas por ella  en  vitrinas estratégicamente colocadas y algunas muestras animadas en pantallas, como en el caso del libro Al revés, que conocía porque formó parte de los libros de cabecera de mi hijo y luego “migró”  a mi biblioteca de diseño venezolano.

Incluso, para explicar la esencia de algunos conceptos se recurrió  a la colocación de elementos objetuales como en La doble historia de un vaso de leche, o estimular la experiencia sensorial del visitante con recursos como el túnel que traduce en la sala el contenido del multipremiado El libro negro de los colores, el cual es descrito como un “texto que se toca, oye, se huele y se saborea”, porque según relató la creativa, el mismo nació con la idea de explicar a los niños cómo perciben los  colores los invidentes.

La selección de piezas fue realizada por la propia Menena Cottin junto a su colega Pedro Quintero, quien también se encargó de la museografía con la asistencia del diseñador industrial Christian Oporto.

El camino de la ilustración

Luego de las marcas al inicio del recorrido, se encuentran nueve grabados que la expositora realizó durante su etapa de formación profesional. De allí pasó a los dibujos realistas hechos a creyón para el poema “Píntame angelitos negros”. Sobre los mismas relató que fueron un reto que la introdujeron en el universo de la ilustración, del que no se desligaría.

Lo resaltante es que no sólo ha hecho ilustraciones, sino que también debutaría como autora con la breve historia de Al revés, a la que siguieron diferentes títulos como Yo y De otro color. Todos tienen en común que abordan temas complejos, pero presentados de forma sencilla. Para Yo recurrió a la síntesis gráfica llevada al extremo, en De otro color, empleó el lenguaje cromático para darle sentido a un relato que trata sobre la tolerancia y la diversidad. De alguna manera, noté que cada cuento se muestra visualmente por medio de la potenciación de algún elemento gráfico esencial, bien sea la tipografía, el punto, la línea o el color.

Cada publicación conlleva a deliciosas historias de vida, como las “ediciones familiares” que son cuentos que la autora ha ideado como regalo de cumpleaños para sus nietos, teniendo de cada uno tan solo dos ejemplares: el obsequiado y el que permanece en la colección de la creadora.

El cierre de la visita se concentró en la estación donde se muestra el libro digital Doble Doble editado por And Then Story Designers, emprendimiento de Cottin junto a uno de sus hijos.

Este libro concebido para Ipad obtuvo la mención de honor en el Bologna-Ragazzi Award Digital Book en 2014, un reconocimiento inesperado para la autora, quien señaló que destacó entre grandes producciones por la simplicidad lograda para explicar de forma efectiva conceptos complejos.

Ese es apenas uno de los varios galardones acumulados por Menena Cottin en su trayectoria como diseñadora y como ilustradora, aportes al quehacer del talento venezolano en el mundo.

Dato: Al ingresar a la sala, el visitante puede tomar una tarjeta blanca donde podrá revisar gratuitamente cuatro e-books de la editorial And Then Story Designers.