Diseño en Venezuela: LAS DECENAS DE POSIBILIDADES QUE ABRIÓ LA WEB A LA PROMOCIÓN DEL DISEÑO

domingo, 17 de julio de 2016

LAS DECENAS DE POSIBILIDADES QUE ABRIÓ LA WEB A LA PROMOCIÓN DEL DISEÑO





En los eventos de diseño a los que he asistido en los últimos dos años, una recomendación fija a los jóvenes diseñadores es que organicen su portafolio en formato digital y que exhiban su trabajo en espacios como Behance, porque es posible que les abra puertas laborales en algún rincón del mundo.

Internet ha ofrecido una plausible independencia de la institucionalidad tradicional. Las redes sociales, de aparición más reciente, han impulsado increíbles iniciativas autogestionarias de carácter personal, como han sido el libro Venezuela CMYK de José José Villamizar, los cursos de Design in Venezuela organizados por Jessica Stein, los libros y talleres de la editorial Letra Muerta de Faride Mereb o espacios hermanos como el blog Ermitaño Gráfico llevado por Enzo Daniel Medina, entre otros. Las posibilidades se han abierto para proyectos de distinta índole que suman valor al diseño venezolano, sin censuras o solicitar autorizaciones a terceros. Fabuloso. 
Doy fe de las oportunidades que nos ofrece profesionalmente internet, porque fui directamente beneficiada por su alcance global en el año 2001, momento en el que el portal Venezuela Analítica publicó por subcapítulos mi tesis de la escuela de Artes: La promoción del diseño industrial en Venezuela a través de  una institución cultural: Centro de Arte La Estancia.
Este año Analítica cumple 20 años. Es el portal informativo pionero de nuestro país y es increíble su alcance y visibilidad. Gracias a que mis textos estaban en este espacio, fui invitada a participar como investigadora en el libro Historia del diseño en América Latina y El Caribe (2008, Edit. Blücher, Brasil), a ser autora en el libro Latin American Graphic Design de la editorial ecuatoriana Trama y a escribir en el boletín Icsid Latinoamérica.

Por casualidad le conté a una colega periodista parte de esa historia, y resulta que ella trabaja en Analítica y repitió la anécdota a Emilio Figueredo, quien decidió recuperar y volver a colocar online estos capítulos, de los cuales les invito a leer uno, el referente a la historia del diseño industrial venezolano. Debo acotar que es un material escrito y defendido en el año 2000, por lo que debe entenderse como un documento que recoge lo que aconteció hasta los años noventa. He aquí el enlace:
Y para los otros artículos, el siguiente link: