Diseño en Venezuela: Por investigar: LA EXTRAÑA RELACIÓN ENTRE EL DISEÑO GRÁFICO Y LA PUBLICIDAD VENEZOLANA

domingo, 10 de julio de 2016

Por investigar: LA EXTRAÑA RELACIÓN ENTRE EL DISEÑO GRÁFICO Y LA PUBLICIDAD VENEZOLANA

Esta campaña, cuya Dirección de Arte estuvo a cargo de Alí Armas para Leo Burnett, es la única que ha ganado un Premio Clio por Venezuela en la mención "Gráfica" en 2011. 

Al revisar los libros pivotales sobre el diseño gráfico en nuestro país, como son Diseño gráfico en Venezuela de Alfredo Armas Alfonzo y el catálogo DGV 70-80-90 editado por el Centro de Arte La Estancia en 1996 es notorio el vacío que existe en el registro del aporte del diseño a la publicidad del país o la incorporación de la publicidad a la historia del diseño. Y si avanzamos en el tiempo, hemos encontrado el furor por las marcas, quedando aún dicha tarea pendiente.


En el libro de Armas Alfonzo, publicado en 1985 como regalo corporativo de Maraven, se identificaba el “buen diseño” con el sector cultural. Uno de los testimonios tomados por Franklin Vallenilla para su tesis de comunicación social sobre el cartel cultural en Caracas, es del diseñador Gerd Leufert, quien explicaba: “En el libro de Alfredo Armas Alfonzo, sólo en la sección de carteles se hicieron más de 85 reproducciones. De estos ninguno es de deportes, ninguno de turismo, ninguno comercial, todos son culturales. Pero ni los mismos artistas, ni conocedores del tema sabían de dónde los sacamos, pues no se conocían los carteles. El libro tiene muchas fallas, lo admito, pero llama la atención la pregunta: ¿dónde estaban estos carteles? “.

Por Carlos Behrens para el Concurso de Jóvenes Creativos de ANDA
En una de las entrevistas que apliqué recientemente para mi tesis de maestría, Jaime Cruz dice que: “Hay un prejuicio de la tradición escolar y académica del diseño que estuvo vinculada a los museos y a la industria petrolera para hacer publicaciones, que siempre ha sido como muy recelosa del mundo de la publicidad, que dice ‘no, yo no trabajo en publicidad’. Me parece que en la publicidad hay todo un terreno del diseño, porque seguramente más de la mitad de los estudiantes que salen de las escuelas de diseño trabajan en publicidad, y la publicidad es un terreno importantísimo para el diseño y no lo ponemos en las referencias de la historia del diseño porque nos parece que es otra historia y me parece que es la misma historia. Yo desconozco quiénes son los directores de arte importantes en Ars, en Leo Burnett, en todas las publicidades hay unos diseñadores que la cultura del diseño editorial no los menciona, no están en nuestros libros de historia del diseño y creo que eso es un vacío”.

Coincido con Cruz sobre esa deficiencia y me atrevo a especular las razones. Una de las fallas de origen puede estar en el Instituto de Diseño Neumann (IDD), donde entre los años sesenta y setenta se les inculcaba a los estudiantes el rechazo hacia la publicidad, según relatan los egresados. Así lo confirmó Pedro Mancilla en Debate sobre la situación del diseño en Venezuela que se llevó a cabo en 1986.

Mancilla, que era el coordinador del IDD de aquel entonces refirió que a las primeras cohortes se les formó con adversión a la publicidad, aunque en la práctica las agencias de publicidad eran los principales empleadores de los egresados. En 1982 cayeron en cuenta de esa realidad y fue cuando procedieron al cambio de pensum para fortalecer la formación para el área publicitaria.

Alguno que otro dato

Nuestros pioneros del diseño, Carlos Cruz-Diez, Nedo y Gerd Leufert pasaron por varias agencias publicitarias. Los tres trabajaron en McCann-Erickson, Leufert también estuvo en Corpa y Nedo en ARS bajo la dirección de arte de Marcel Floris.

Aviso producido por ARS en los años 80 para Toyota. Aún es notorio el "recorta y pega" en el diseño (Cortesía de ARS DDB).

Sólo al revisar la dilatada trayectoria gráfica de ARS DDB notamos la urgencia de armar el relato histórico del diseño en la publicidad venezolana. Lo único que sé de alguna reunión que sostuve en dicha agencia es que desafortunadamente, parte de sus archivos se perdieron en una inundación. Sin embargo, en sus oficinas aún se puede encontrar suficiente material como para investigar, además de la ventaja de que la empresa se ha mantenido en manos de los Frías.

Cortesía de Carlos Cruz-Diez
Por otro lado he de suponer que tan sólo con revisar los Premios ANDA nos podemos dar una idea de lo mejor de la producción gráfica en la publicidad venezolana, encontrando entre los ganadores a talentos como Eugenio Martínez y Alí Armas, que son de los pocos directores de arte multigalardonados tanto acá como en festivales internacionales que permanecen trabajando en Venezuela, porque la realidad es que muchos han emigrado.

Igual de interesante sería abordar los aportes de los cursos de la sección de artes gráficas de la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas a partir de 1958, cuando Luis Guevara Moreno fue nombrado director y llamó a Carlos Cruz-Diez y a Gerd Leufert para que dieran clases.

Cruz-Diez relata que “La adquisición (de Leufert) fue fabulosa y el resultado con los alumnos tan interesante, que con sus trabajos, hicimos una exposición de fin de curso que tuvo gran repercusión”.

El maestro tomó fotos de las piezas, las cuales ha ido digitalizando y me facilitó algunas de ellas. Hoy les comparto una. Este tipo de hallazgo es de los que me emocionan y me impulsan a querer saber cada vez más sobre la historia del diseño venezolano.