Diseño en Venezuela: Corporación D1: CREATIVIDAD Y PRODUCCIÓN, TODO A LA MANO

martes, 8 de noviembre de 2016

Corporación D1: CREATIVIDAD Y PRODUCCIÓN, TODO A LA MANO


Giancarlo Henríquez se fogueó como abogado en el área de negocios en Argentina y en los Estados Unidos durante siete años, y trajo dicho bagaje de retorno a Venezuela. El gusto por el diseño, el “olfato estético” y  su habilidad natural para captar clientes lo motivaron a abrir hace casi tres años la Corporación D1, “una agencia con visión de 360 grados”, explica.

Corporación D1 comenzó ofreciendo servicios creativos con énfasis en el diseño, pero fue ampliando ágilmente su campo de acción, al tomar las riendas de la producción  gráfica, el diseño industrial y la “procura”, corporativizando de esa manera su negocio. Este último campo lo encabeza Ana Paula de Sousa, reconocida en el medio publicitario por su larga trayectoria en Fevap.

Henríquez define la agencia como una “aceleradora de ideas creativas”, donde confluyen diseñadores de diferentes áreas y otros profesionales que se concentran en ofrecer soluciones completas a sus clientes en branding, desarrollo web, producción gráfica, diseño industrial, comunicaciones, relaciones públicas corporativas y producción a todo nivel.

Hace menos de un mes, estrenaron el taller de dirección gráfica, equipado con imprenta para formatos pequeños, un plotter de la prestigiosa casa japonesa Mimaki para gigantografías, cortadora láser e impresora 3D. Tienen la capacidad de producir tanto publicaciones como elementos corpóreos. De esta manera materializan los proyectos que desarrollan las mentes creativas.

Diseño industrial

Una apuesta interesante de la Corporación D1 es la inclusión de un diseñador industrial egresado del IDC, Rodrigo de la Peña, quien tiene como antecedente positivo, el haber sido ganador del concurso para estudiantes Masisa 2005, con un banco con el que viajó a la competencia regional de  esta empresa en Brasil.

De la Peña trabajó como freelancer hasta hace poco diseñando stands. Cerró ese capítulo laboral y  actualmente está entusiasmado con el trabajo que surge en la agencia. Para el taller de dirección gráfica de D1 proyectó varios elementos de mobiliario y equipamiento, y se ha encargado de ensamblar la impresora 3D Hephestos 2, proveniente de España: “estuve emocionado como un niño con juguete nuevo armando esta máquina”, confiesa y agrega que además cuentan con una cortadora láser, pero también tienen a la mano un herrero y un carpintero tradicionales como aliados estratégicos.   

Las posibilidades que brinda la impresora 3D son amplias, porque trabaja tanto con filamentos plásticos como mixturados con madera o metales. Lo interesante del material que exhibe acabado de “madera” es que está compuesto por un 70% de polímero, no obstante, huele como si fuera madera natural.

El joven diseñador industrial muestra algunas de las piezas que ha creado en renders y en maquetas, como la lámpara KKO (cacao), el portacambures (portabananas) y la mesa OHA (hoja). Estos productos los postuló para un reconocido evento internacional, del que espera pronto respuesta de aceptación.

Otras piezas que aún están en digital son el portaincienso Kala, la lámpara Cedro y la silla VELN (viernes en la noche), todos inspirados en la naturaleza.

Su expectativa es apoyar la plataforma productiva de la Corporación D1, tanto para abrir una línea de productos, como para ofrecer soluciones objetuales a los clientes.

El taller

Una agencia creativa con su propia imprenta es prácticamente una iniciativa inédita en Venezuela. Freddy Vega es el encargado de dirigir el taller de la Corporacion D1 que ha recién abierto.

Vega explica que el taller de dirección gráfica nació primordialmente para atender las necesidades internas de la agencia, pero también atenderá clientes externos.

Poseen tecnología de impresión digital que permite troquelado y encapsulado, para producir publicaciones, empaques y papelería en general. El plotter trabaja con una medida de hasta 3.20 mtrs para vallas, pendones, bastidoras y lonas tensadas. Tienen un área de instalación que les permite hacer todo tipo de gigantografía.

Igualmente poseen una máquina de corte y grabado láser para generar elementos corpóreos y una laminadora de vinyl autoadhesivo. En el caso de algún requerimiento diferente a las capacidades de sus equipos, Vega resalta que han desarrollado un sistema de alianzas que les permite cubrir cualquier necesidad.

Creatividad dirigida

Addel Perdomo lidera la dirección creativa en la Corporación D1. Relata que conoció a Giancarlo Henríquez hace dos años, mientras trabajaba en el Instituto Nacional de Deportes.

Addel es graduado en Dibujo Técnico Aplicado de la Unellez y luego viajó a Caracas para estudiar en Prodiseño, por lo que su formación condensa la racionalidad de la matemática y la geometría con la soltura creativa del diseño. Vale comentar que pese a que ya no es empleado en el IND, sigue encargándose de la identidad e imagen del Comité Olímpico venezolano.

“Vamos de lo intangible a lo tangible”, comenta Addel, “porque entendemos la imaginería del cliente y la pasamos a piezas visuales y productos corpóreos. De esa manera hemos asumido proyectos complejos como el desarrollo de identidad para el Poliedro de Caracas”, cuenta.


Éste inició como un proyecto de identidad corporativa que se extendió a la recuperación total del coso de La Rinconada, incluyendo el espacio arquitectónico y las áreas verdes. Tomaron en cuenta la señalética, recorridos en los espacios internos y externos, así como los niveles de seguridad.

Los resultados surgen del análisis estratégico, el design thinking y concentrarse en la experiencia del usuario.

El proyecto se ha ampliado mucho más al sincronizarlo con el Museo Alejandro Otero y el Hipódromo, con el objetivo de lograr la recuperación completa de La Rinconada con criterios de sostenibilidad.  Justo fue este proyecto el que les permitió ser nominados a Ojo Iberoamérica 2016 en las categorías branding, gráfica y sustentabilidad.

Otro trabajo interesante ha sido la recuperación del Teatro Junín y sus alrededores en el Centro de Caracas.

Comenta Addel Perdomo que el mayor reto actual de la Corporación D1 es “hacer que nuestros clientes tengan todos los servicios a la mano con más calidad y a menos tiempo”.