Diseño en Venezuela: Mad Kick: NOSTALGIA, MÚSICA Y DISEÑO

lunes, 13 de marzo de 2017

Mad Kick: NOSTALGIA, MÚSICA Y DISEÑO


El contacto era para conversar sobre el proyecto Hemeroteka, y terminamos hablando más de una hora sobre el interesante trabajo de Mad Kick, residenciado actualmente en Nueva York.


Su nombre de pila es José Henrique De Freitas, pero es conocido en el mundo creativo –gráfico y musical–, como Mad Kick. A raíz de “La Salida” arrancó para Nueva York, pero no en plan escapista, sino para cumplir un sueño, porque en el 2013 visitó la ciudad de los rascacielos por primera vez y de inmediato “hizo click” con ella.
“En Nueva York hay una comunidad grande de artistas venezolanos con la que tengo cierto contacto. En mi caso, tengo un trabajo previo, el portafolio habla por sí solo, y en tres años ha habido suficiente tiempo para saber cómo te va”.

Hay que decir que le va bien ejerciendo freelance. De hecho, nuestra conversación es un día después de un viaje de trabajo en Boston.
Los proyectos comerciales los combina con los personales, que son aquellos que ejecuta por puro altruismo, como Vzla Retro, el blog de la nostalgia venezolana y Hemeroteka, con el que recopila volantes digitales de la escena musical nacional  elaborados desde el 2000 hasta el presente.

Del Tuky para el mundo

“Egresé en 1999 del Instituto de Diseño y Artes Aplicadas, del que posteriormente salió el instituto Darias”, explica.

Desde aquel entonces ha pasado por diferentes etapas de crecimiento profesional. Recién graduado aterrizó en el mundo de la publicidad, de donde le quedó la práctica de la dirección creativa y el desarrollo de marcas gráficas. La empresa donde trabajaba cerró después del paro petrolero, ocasión que aprovechó para estudiar una especialización web en el Centro de Diseño Digital e iniciarse laboralmente en ese terreno que estaba en auge en nuestro país.
Hacia el 2006 se entusiasmó con el motion graphics, entonces decidió adiestrarse en Posa Studio y su rumbo apuntó hacia las televisoras por cable, hasta que lo contrataron en Sun Channel por tres años. Luego de dicha experiencia, se sintió preparado para lo que viniera, comenta.

“Entonces comencé a sentir una fuerte inclinación hacia la gráfica para la escena musical, que asumí como un proyecto de vida personal”, relata y prosigue: “Entonces me uní a colectivos venezolanos de arte, diseño y DJ’s, como Abstractor”. Ese fue el germen de Mad Kick.
La propuesta más fuerte de esa etapa que corrió entre el 2009 y el 2012 fue la de rescate de la música electrónica “ghetto” de los barrios caraqueños, conocida como “Changa Tuky o Raptor House”. “Participé en esa escena a nivel gráfico, diseñando los flyers y la gráfica para los eventos del colectivo audiovisual Abstractor”.
Considera que fue descomplicado sumergirse en ese mundo porque creció en La Candelaria y estudió tanto en colegios privados como en liceos públicos, en los que conoció gente de todo tipo e incluso le correspondió efectuar trabajos escolares en casas de amigos que vivían en barrios.

“Para la movida tuky manejé una estética de vanguardia para la que tomé códigos propios de la vestimenta de los Dj’s y los bailarines, en colores fosforecentes, lentes y gorras. Gráficamente reflejé el estilo de estas tribus urbanas en carteles y volantes digitales e impresos”, relata De Freitas.
Fue importante que algunos jóvenes productores clase media como Pacheko y Pocz se interesaran en la escena tuky. Ellos impulsaron esta música electrónica caraqueña hacia el exterior y con la internacionalización del movimiento llegaron propuestas laborales para Mad Kick, quien fue contratado por la disquera inglesa Senseless Records, entre otras. “Nunca imaginé que pudiera ganar dinero de esto, que comenzaran a contactarme para que creara portadas para discos”, confiesa.

El movimiento tuky se fue desbaratando porque las matinés se volvieron ilegales, debido a que la mayoría de sus asistentes eran menores de edad. Se acabaron las fiestas con pinchadiscos y batallas de baile al son de la música electrónica en nuestros barrios.

Y llegó el Desorden


A raíz de los trabajos para sellos disqueros internacionales, un amigo cercano a Desorden Público lo recomendó: “A ellos les gustó mi trabajo y me llamaron para que desarrollara la imagen de Los Contrarios en el 2011. Este disco era importante para ellos porque significaba el regreso, luego de 6 años sin grabar”, cuenta Mad Kick, quien añade: “El reto era presentar visualmente la polarización en un país donde se sufría pero todavía se gozaba, las canciones mezclan lo festivo con la reflexión sobre la intolerancia, las canciones en sí son contrastantes”.
De Freitas asumió la dirección de fotografía, vestuario, desarrollo de marca y edición, es decir, el proyecto completo, al cien por ciento, no sólo del disco, sino también de las piezas de merchandising, aplicando la experiencia acumulada.
Un punto llamativo es que retomó el emblema del grupo, el espía “Dick Pérez” creado originalmente por el baterista Danel Sarmiento. “Lo rescaté como branding, porque es un icono que define a Desorden Público como una ‘institución’, nuestra banda de ska más antigua. El espía los definió en los años ochenta, desapareció un poco en los noventa y lo retomé para reunir a las diferentes generaciones de seguidores, las primeras generaciones de fanáticos se sintieron identificadas, pero para las nuevas, era una novedad”. El resto de la imagen de Los Contrarios es en rojo, negro y blanco, códigos encontrados que señalan el contenido contrastante.
José Henrique De Freitas indica que para los artistas suele manejar mucho la imaginería pop, y que su proceso consiste en escuchar primero todo el disco, luego entra en contacto con los músicos para que le comenten el concepto del disco. Siguiendo ese proceso fue que también desarrolló la gráfica para el argelino-argentino DJ Karim y para Maga Bo de Brasil.

Hemeroteka

José Henrique De Freitas dice que el coleccionismo es la manía a la que da rienda suelta a través del blog y las redes sociales de Vzla Retro, en donde muestra los objetos curiosos que ha acumulado a lo largo de los años. Estos tuvieron algún significado importante en algún momento y quedaron para estimular los buenos recuerdos. Para Vzla Retro De Freitas los fotografía, los produce gráficamente y los acompaña con textos que tocan la tecla nostálgica de muchos.

Con un ánimo similar se le ocurrió impulsar Hemeroteka, pero en tono investigativo. La idea nació en Nueva York, donde se ha dado cuenta que hay muchas personas que atesoran objetos del pasado y los comparten con el ánimo de que las nuevas generaciones tengan esas referencias. Entonces él se dijo ¿por qué no hacer algo similar con Venezuela?
“Me parece importante hacer esto para que los jóvenes vean el imaginario que les permita conectarse con nuestro pasado”.

Al fin de cuentas Hemeroteka es un archivo memorabilia de la escena gráfica-musical venezolana desde el año 2000 hasta el presente, que es el período que De Freitas domina, porque fue partícipe del boom de los colectivos creativos que hicieron “gráfika para los medios digitales”, como Keloide o Masa.
“Tengo año y medio con el proyecto. En este tiempo he contactado a unos 80 diseñadores gráficos que estaban en ese movimiento, y ya he recibido más de 800 flyers de las ciudades grandes, pero también de Barinas, Trujillo, Barcelona, Puerto La Cruz, Yaracuy y hasta uno de Santa Elena de Uairén. Sin embargo, hay que continuar porque me parece que hay escenas que se me escapan geográficamente y por estilo musical”.

De esta preocupación es que ha decidido abrir una convocatoria hasta el 3 abril. Los que tengan algún volante que aportar, pueden enviarlo por aporte@hemeroteka.net
Con el material recibido se hará una curaduría para generar un timeline virtual que grafique nuestra escena musical, pero esto no exime la idea de presentar la información en soportes físicos como una exposición o un libro.

El otro "socio" de Hemeroteka es Luis Palencia (Threz), quien lideraba en Maracaibo la iniciativa "El Supercartel"; mientras que en Caracas Mad Kick estaba al frente el proyecto de gestión cultural "La casa tomada". A partir de la emigración, ambos cerraron dichos capítulos, pero decidieron unir sus esfuerzos y experiencias previas para llevar a cabo juntos Hemeroteka... Palencia desde Miami y De Freitas desde Nueva York.

Hemeroteka es un ejercicio de documentación dedicado a las nuevas generaciones, es el granito de arena que pone Mad Kick para evitar que la cultura visual venezolana se diluya en el olvido, atendiendo a sus intereses centrados en la nostalgia, la música y el diseño.


Más información

Mad Kick

Hemeroteka en Facebook

Hemeroteka en Instagram