Diseño en Venezuela: #JuevesDeDiseñoVenezolano: LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL DISEÑO Y LA DISIDENCIA GRÁFICA

jueves, 25 de mayo de 2017

#JuevesDeDiseñoVenezolano: LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL DISEÑO Y LA DISIDENCIA GRÁFICA

El conflicto que se ha desatado en Venezuela desde el 4 de abril de 2017 es inédito, si bien hemos “visto de todo” en los primeros años del siglo XXI. En esta oportunidad hay muchos factores que tornan la situación diferente a lo que habíamos vivido previamente, avivando la participación disidente de los más diversos sectores de nuestra sociedad, incluso el de los diseñadores, que tuvo un primer despertar en el 2014.


El post de hoy lo articulo en fragmentos para reflexionar sobre varios temas que han aflorado en el sector del diseño a raíz del conflicto venezolano generado por un gobierno que se ha revelado sin ambages como dictatorial y represor.

Diseño: Carlos Andrade


Ante los abusos y el mancillamiento de los derechos humanos que han tenido  lugar durante los últimos 50 días muchos diseñadores e ilustradores se han manifestado de manera espontánea, voluntaria y gratuita con la mejor “arma” que poseen: la creatividad, en lo que he denominado “gráfica disidente”, versus a la propaganda gubernamental, dicho sea de paso, brutalmente “bien pagada” en millones de dólares a publicistas extranjeros, como la pareja de brasileños que fueron sentenciados el año pasado por corrupción y lavado de dinero, como se revela en la siguiente nota  http://www.el-nacional.com/noticias/latinoamerica/publicista-brasilena-dice-que-maduro-pago-millones-dolares_181809. Durante los años que recopilé la propaganda gráfica del chavismo, en el medio del diseño corría el rumor de que las campañas de Chávez la hacían extranjeros, pero no llegué a confirmar la veracidad de dicha información hasta el año pasado.

Muy diferente talante es el de la gráfica disidente, que en primer lugar, denomino “gráfica”, porque la misma no necesariamente es articulada por diseñadores profesionales, porque también puede provenir de ciudadanos “no-diseñadores”, por un lado, y por el otro, en la misma incluyo expresiones visuales como la pancarta presente en las marchas opositoras y el graffiti.

Gráfica disidente: la pancarta
Prefiero denominarla “disidente” y no de protesta, en tanto (recurriendo a la RAE), disidir es separarse de la común doctrina, creencia o conducta y disentir significa no ajustarse 
al sentir o parecer de alguien. En este caso, disentimos del chavismo y de la dictadura madurista.

El rol social del diseñador

Señala el investigador de origen argentino Jorge Frascara en su libro Diseño gráfico para la gente, que el diseño incluye cuatro áreas distintas de responsabilidad:
  •       Responsabilidad profesional, frente al cliente y el público.
  •       Responsabilidad ética, en cuanto a la creación de mensajes que apoyen valores humanos básicos.
  •     Responsabilidad social, referente a la producción de mensajes que hagan una contribución positiva a la sociedad.
  •      Responsabilidad cultural, al crear objetos visuales que contribuyan al desarrollo cultural, más allá de los objetivos operativos del proyecto.
Tomando en cuenta estas  áreas, considero que en el caso de la propaganda del chavismo y la gráfica disidente los factores claves son las responsabilidades ética y social.


Subvertising en pro de valores civiles por @LabPaz

Para Frascara, toda situación humana de comunicación es ética o no-ética, pero no puede ser a-ética. “El principio fundamental de lo ético en la comunicación es el reconocimiento del Otro como sujeto de la comunicación y no como objeto”, y aún más, “En las comunicaciones basadas en el autoritarismo, emitidas desde arriba, unilineales –tales como la propaganda política de los gobiernos totalitarios-, las comunicaciones no son éticas; se las concibe para que sean creídas sin ser interpretadas”.    

La responsabilidad ética también fue mencionada por Gabriela Fontanillas en la entrevista que le hice a final del 2015 para mi tesis de maestría, al hablar sobre el impacto de la propaganda chavista en el diseño gráfico caraqueño. Ella mencionó: “considero que una imagen no es buena  solamente porque haya sido bien diseñada. Entonces, si me voy a dejar llevar porque está bien dseñada entre comillas, como forma, como color, debo decir que algo bueno  no es sólo por eso, algo es bueno por su contenido comunicacional, por sus intenciones, por su propósito. Entonces difiero éticamente de cómo  el diseño se ha usado para distorsionar la realidad y ofrecer una falsa promesa para la gente”.

En cuanto a la responsabilidad social, el diseñador gráfico falconiano Carlos Andrade @andradesign1, quien participa activamente en convocatorias para elaborar carteles sociales con éxito, teniendo ya unos cuantos seleccionados y expuestos en diferentes partes del mundo, indica que el rol del comunicador visual no culmina en su producción o distribución, sino en su efecto sobre las personas. Tocando la misma tecla, completo esta consideración con Frascara, quien escribe que “los diseñadores deben reconocer las situaciones sociales en que trabajan y a las que contribuyen, y tomar posiciones conscientes para definir el futuro de la profesión”.
Diseñador: Carlos Andrade
Carlos Andrade comentó para #JuevesDeDiseñoVenezolano que el propósito de todo diseño debe centrarse primeramente en transformar una realidad existente en una realidad deseada. Y en particular, considera sobre cómo los diseñadores venezolanos han apoyado la disidencia desde el 2014:

“La protesta es parte fundamental de una sociedad democrática, y como ciudadanos, la habilidad para expresar nuestra opinión no es un privilegio, sino nuestra responsabilidad. En los últimos años, hemos ido adquiriendo un mayor conocimiento de los problemas y conflictos que, directa o indirectamente, afectan nuestra vida cotidiana", remata Andrade.
Ilustración: Ana Black

Los diseñadores nos valemos de recursos gráficos para protestar ante las vicisitudes vividas en el país. Desde la existencia de las redes sociales, han incrementado las posibilidades de difusión de carteles y otros materiales gráficos. ‘Una imagen vale más que mil palabras’ y los diseñadores hemos aplicado este lema para la creación de imágenes contundentes que transmitan de manera directa mensajes ante diversas problemáticas políticas y sociales en el país”.

Algunos términos para el arte de la resistencia

El advenimiento de internet más el nacimiento y proliferación de las redes sociales en los últimos años ha cambiado la  lógica de la responsabilidad social y la disidencia, arrojando como resultados estrategias novedosas para crear contenidos como el subvertising, que es definido como una forma de sabotaje cultural.

Subvertising: Addel Perdomo

El término es el resultado de la fusión de las palabras subversión y advertising (publicidad), cuya clave se halla en la redefinición del entorno arrancándolo de las manos de las grandes empresas, para crear mensajes contraculturales que crean disonancia cognitiva. En el caso venezolano, preñado de propaganda gubernamental, quizás pudiéramos hablar de “subverganda”, en cuanto hallamos la transgresión de mensajes propagandísticos del chavismo.

"Subverganda": stencil de autor desconocido. 

También tenemos el meme como unidad central de la transmisión cultural digital (sustituto del afiche pegado en el muro), son imágenes condensadas que estimulan asociaciones visuales o verbales que son fácilmente imitables y transmisibles. El meme es fácil de digerir y de poner en circulación por los diferentes medios y dispositivos disponibles en la actualidad, cualidades que le ha permitido, en formato cuadrado, tener alta movilidad y aceptación en nuestro  entorno crítico.

El meme se difunde veloz por Whatsapp

Otro recurso es el détournement, término acuñado por Guy Debord y los situacionistas en los años 50 que describe la técnica artística y a menudo política a través de la cual se “recrean” o “resitúan” obras de arte de la cultura de masas para cambiarles el significado. 

Détournement: Addel Perdomo
Estos son apenas algunas ideas que esbozo sobre este fenómeno que devela que en nuestra lucha por recuperar la democracia, cada quien contribuye a su manera, y en el caso de los creativos, en particular los diseñadores, su aporte al intangible mundo de lo simbólico es tan relevante como enfrentamiento cuerpo a cuerpo en la calle para el desmoronamiento de un régimen autoritario.

Meme de Luis Vera, desde su especialidad: el lettering
Estas reflexiones han sido posibles en el marco del #JuevesDeDiseñoVenezolano, gracias al respaldo incondicional de mis amigos Jessica Stein de @designinvzla y Enzo Medina de @ermitanografico.

Aprovecho para recomendar ampliamente el libro de Jorge Frascara, así como la lectura del siguiente texto: https://www.tni.org/es/archives/act/16130