Diseño en Venezuela: Inaugura exposición en París: CAROLINA TINOCO, EL ECODISEÑO ENTRE DOS MUNDOS

lunes, 18 de septiembre de 2017

Inaugura exposición en París: CAROLINA TINOCO, EL ECODISEÑO ENTRE DOS MUNDOS


Conocí a Carolina Tinoco hace varios años atrás, cuando trajinaba en Caracas con la Asociación Civil Ecodar 3, empeñada en promover en la ciudad el ecodiseño a través de las llamadas “3 R”: reducir, reciclar y reutilizar. Desde el 2013 se instaló en París. Desde el principio la identifiqué como una mujer inquieta y emprendedora, por lo que no me extrañó cuando recibí hace unos días su invitación para la apertura de “Nouvelles Vies”, la exposición que ha creado y comisariado para la Galería Vía, en la capital francesa.

Estudió Arquitectura en la Universidad Central de Venezuela en un momento en el que esta carrera se proyectaba como un laboratorio de experimentación donde se integraban las artes, pero también se desarrollaban proyectos sociales de relevancia como la “rehabilitación física de barrios”, en los que Carolina Tinoco se involucró creando espacios públicos lúdicos para Altos de Lídice. En el barrio también nació “mi fascinación por la reutilización de materiales”, cuenta, “observando la inventiva y creatividad de la gente para cubrir sus necesidades”.

En 1996, gracias al profesor Harry Frontado, vivió en un barrio de Punta de Mata (estado Monagas), para realizar un ejercicio arquitectónico: construir una vivienda para sustituir un rancho en 5 meses. Cuenta la arquitecta-diseñadora que “había que trabajar con materiales locales, y lo que encontré interesante fueron los desechos de la industria petrolera. Con ellos, y haciendo bloques con la tierra del lugar mezclada con un poco de cemento (tecnología desarrollada por Domingo Acosta), construimos una casa que marcó mi carrera y donde aprendí a ver lo bello en lo feo”.

Así se gestó su inclinación hacia el ecodiseño, en el que se inició con piezas como el puff “Cono es un cuñete”, que fue seleccionado para la Bienal Iberoamericana de Diseño 2002. Este mueble, que se basa en la reutilización de un cuñete de pintura que puede ser “forrado” o recubierto con diferentes materiales, tiene un origen enraizado en la lógica utilitaria popular, y por esa razón es que he llegado a ver ese concepto funcionando en casas y una vez, sustituyendo el asiento de copiloto en una buseta caraqueña. No obstante, es importante decir que en el caso de la creación de Tinoco, como profesional del diseño, fueron considerados factores como la altura, las texturas, y los acabados, para el resultado final.


Cono es un Cuñete
























Otras piezas de mobiliario generadas con esa visión de la reutilización de materiales fueron el puff “Tripa”, relleno de caucho y la lámpara “Tube”, cuya base es una olla mondonguera y el cuerpo ese un tanque de agua para apartamentos.

Más reciente ha sido la silla “Pan-Tuche”, que es el resultado de la intervención de la famosísima “Panton chair”, a la que se le perforó el croquis del barrio Catuche, de allí el nombre que fusiona visual y lingüísticamente un icono del diseño industrial con el más reconocido elemento de la culturas latinoamericanas. Para obtener precisión, se emplearon herramientas digitales en el Fab Lab Barcelona. El producto acabado fue exhibido en la muestra colectiva “New Territories” que itineró entre Estados Unidos y México.


La frustración como inspiración

La capacidad productiva de Carolina Tinoco es admirable. Desde muy joven su vena emprendedora se activó con la Galería de Arte Contemporáneo Local, donde se estrenó como curadora. Más adelante fundó la editorial Criteria, con la que publicó Caracas Cenital y la Ciudad ordenada, entre otros títulos. Como curiosidad vale comentar que John Moore diseñó varias portadas para dicha casa editorial y también fue autor del libro Signos de identidad.

Luego, abrió la empresa Barbarella Eventos y Proyectos con la que hizo mobiliario con materiales reusados y ambientaciones de espacios efímeros. También organizó eventos y fungió como “Dj La Tino X”. Ya adentrados en el siglo XXI, se involucró en Ecodar 3, hasta que decidió fijar su residencia en París.

Lámpara "Tube"

En su trayectoria hallamos interesantes proyectos que se detuvieron por diversas razones, a mi modo de ver, todos de avanzada para un país que se ha estado moviendo en retroceso desde hace poco más de dos décadas. De esas experiencias es que Carolina destaca la frase “Frustration is my inspiration”, porque “repetidas veces he tenido frustración con proyectos en los cuales he estado involucrada y en los cuales creí y sigo creyendo, pero esa frustración de alguna manera es una bendición disfrazada, pues me empujó a seguir explorando y creando”.


Nouvelles Vies (Nuevas Vidas)

Este 21 de septiembre inaugura en la Galería Vía, enclavada en el Distrito 11 de París, la exposición “Nouvelles Vies. Eco-conception, upcycling et recyclage dans le Design”, creada, dirigida y curada por Carolina Tinoco.

“Me inspiró mucho mi trabajo en Venezuela con la asociación Ecodar 3 y la exposición en la que participé ‘New Territories’. Luego invesstigué y quise entender cómo se manejaban estos temas en Francia, pero con una visión global. Entonces me pareció que había un nicho, y mucho que contar”, explica, sobre la génesis de la muestra: “Monté el proyecto desde cero. Conseguí espacio en VIA (Instituto de Valorización e Innovación en el mueble) y creamos el equipo, buscamos los patrocinantes, que son dos eco-organismos, Eco-Mobilier, Valdelia y una beca de ADeMe, que es la agencia del ambiente y energía, además de muchos otros intercambios y colaboradores que nos están apoyando”.

Le pregunté sobre en qué ha variado su visión sobre el ecodiseño desde que se mudó a vivir a Europa, a lo que respondió que “mi visión ha variado, pues me doy cuenta que además de los problemas obvios ambientales y que el mercado está muy saturado, se necesita urgentemente una toma de conciencia para tener un futuro. Se necesita revolucionar la manera de consumir, crear, producir, distribuir y consumir”

Puff "Tripa"

El objetivo de “Nouvelles Vies” es hacer una compilación de los esfuerzos en ecodiseño realizados en Francia, con una ventana abierta al ecodiseño mundial. “El desafío es hacer coexistir y dialogar piezas que persiguen mejorar nuestra vida cotidiana, según la dinámica de la eco-concepción, la reutilización y el reciclaje. El sueño: lograr sumar otros países y más diseñadores”.
La curadora indica que en las piezas seleccionadas se hallan prácticas experimentales, industriales, artesanales y artísticas que ofrecen nuevas perspectivas para los productores independientes, las empresas y las marcas globales. Se presentan casos innovadores e historias exitosas como los asientos creados por Philipe Starck, Jean Nouvel o las bandejas de los Hermanos Campana, realizados con materiales reciclados, reutilizados o naturales. Todos enmarcados en una escenografía lúdica, por un parte didáctica y por la otras, de implicaciones políticas.

Para Carolina Tinoco el concepto de ecodiseño reflejado en la exposición va dirigido a la lógica del primer mundo, sin olvidar que siempre está “mi otra visión”, como latinoamericana, “que aunque parezca la misma no es igual, esa visión del mismo asunto que proviene de mi experiencia como persona proveniente de esa parte del mundo –la mayoría-, para la que el reciclaje no es una opción filosófica, sino una necesidad de supervivencia”.

La web de "Nouvelles Vies": http://nouvellesviesdesign.com/