Diseño en Venezuela: Marcello Botto: ARQUITECTURA Y DISEÑO DE MUEBLES

BUSCA artículos, temas, diseñadores en este BLOG

lunes, 15 de enero de 2018

Marcello Botto: ARQUITECTURA Y DISEÑO DE MUEBLES


El espacio va señalando la ruta creativa de Marcello Botto, arquitecto que desde hace años diseña y produce muebles a la medida con su marca bottoprodotto, aunque ha adquirido más notoriedad en los años recientes por haber abierto junto a Gabi Valladares la tienda Siete al Cubo. 


Aprendió a trabajar con herramientas desde niño, cuando su mamá los fines de semana, lo ponía a él, a su hermano y a su papá "a reparar cosas en la casa", relata el arquitecto Marcello Botto, egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1993, quien posee amplia experiencia diseñando y construyendo muebles hechos a la medida. Actualmente es reconocido en el mundo del emprendimiento creativo venezolano por haber abierto junto a Gabi Valladares la tienda Siete al Cubo, un espacio para la promoción y comercialización del diseño.

Le fue agarrando el gusto a la construcción de objetos y decidió estudiar arquitectura porque "me encanta explorar cómo el espacio y los elementos que se ubican en él influyen sobre las personas", cuenta y recuerda que de chamo le encantaba crear escenografías para actividades del colegio y fiestas.

Mientras culminaba la carrera universitaria hizo la pasantía en Funreco (Fundación para el Rescate y Conservación de Inmuebles y Bienes de Valor Histórico, Religioso y Cultural), una organización privada sin fines de lucro que se dedicaba al rescate del patrimonio material, teniendo en su haber la experiencia de rescatar la hacienda La Floresta (donde está el Centro de Arte La Estancia), el Museo Sacro, la Aduana Inglesa en el estado Vargas, algunos monumentos del Cementerio General del Sur y el haber participado en la recuperación del casco histórico de la ciudad de Coro, Falcón.  

Esta fundación le dejó una invalorable experiencia a nivel de investigación histórica y conocimiento de materiales de diferentes épocas, lo cual contribuyó al desenvolvimiento posterior de su carrera, tanto en el área de la restauración como del diseño.

Más adelante Marcello Botto abordó otras restauraciones como el de las casas del maestro Carlos Raúl Villanueva y el mural de Miguel Arroyo en la FAU-UCV. A partir del conocimiento de la estructura de éste último, fue que Botto desarrolló la Mesa Arroyo.





Del patrimonio al mobiliario

Al año de graduarse, el arquitecto Maciá Pintó, quien fue su tutor, le solicitó que diseñara una biblioteca para su oficina. "Ese reto fue mi primer encargo como profesional", cuenta Marcello Botto.

Poco a poco fue aprovisionándose de herramientas, alquiló un espacio y fue contratando carpinteros . Cuando se dió cuenta, poseía un taller en el que llegaron a trabajar 30 empleados, y creó así la marca bottoprodotto.

Marcello Botto asegura que evita emplear maderas macizas por razones conservacionistas, por lo que su tendencia es hacia el uso de los compuestos como el mdf y el panforte. 

"Lo interesante de mi trabajo en el taller de bottoprodotto era que aportábamos soluciones técnicas. Solíamos recibir trabajos, complicados y ayudábamos a otros diseñadores a resolver".

La constante de los muebles creados por Marcello Botto es que están hechos a la medida del espacio. Para el hall de la sede de Evenpro diseñó un banco contínuo que luego convirtió en una silla individual que denominó Vecta. de estructura entamborada con acabado de chapilla en cedro y acero inoxidable, realizada con los retazos obtenidos de la pieza concebida para Evenpro.


Centro de canje creado para Evenpro.
Botto asegura que no levanta planos, sino que desarrolla sus proyectos boceteando a mano alzada, no obstante, cuando toca efectuar algún patrón repetitivo es que recurre al Autocad.

En cuanto a su proceso creativo indica que el espacio marca la ruta a seguir: "el lenguaje de cada pieza viene dado por el espacio".

Otros trabajos que resaltan en el portafolio de bottoprodotto son el piso 5 de Paseo El Hatillo, la presidencia, entrada y área de comedor de la nueva sede de Ultimas Noticias.

Objeto utilitario: Rolo

Una de las creaciones más recientes de bottoprodotto es la vinera Rolo, un objeto que puede fabricarse en serie. Consiste en una pieza en bloque de forma cilíndrica que se ancla a la pared y sirve para "sostener" 6 botellas de vino. Ha sido diseñada para sustentar peso con efectividad.

Rolo se elabora con madera maciza torneada y su sistema es muy sencillo, ya que apenas consta de tornillos y ramplug que se venden como un kit junto a una plantilla para la instalación.

Antes había aseverado que Marcello no suele emplear maderas macizas, pero resulta que en este caso, se asienta sobre el concepto de reúso y aprovechamiento del material, porque Rolo se produce con retazos de maderas duras que sobran en los aserraderos. Por esta razón es la diversidad de especies: zapatero, pui, algarrobo, dividivi.

Rolo ha sido recientemente seleccionada para la nueva edición de la exposición de diseño industrial venezolano "No materia", en planes de montaje para el 2018 en Venezuela y en los Estados Unidos.

Menos es más, y si posee conciencia ambiental, mucho mejor: Vinera Rolo.


Promotor del diseño

Marcello Botto y Gabi Valladares abrieron Siete al Cubo, un espacio para exhibir, promover y comercializar el diseño nacional que actualmente se encuentra en el centro cultural Los Galpones en Los Chorros. 

Esta es otra faceta para Botto, quien indica que una de las motivaciones para este emprendimiento fue crear una plataforma de apoyo para los creativos, "una plataforma que nos hubiera encantado tener para nuestras propias marcas en el pasado", explica.

"De alguna manera, Siete al cubo es un laboratorio y un centro de intercambio de información. A nosotros no nos basta con recibir propuestas y aceptarlas o rechazarlas, sino que asesoramos y damos recomendaciones al talento que se comunica con nosotros".

De alguna manera Siete al Cubo hizo que aflorara nuevamente la vena docente de Botto, quien hace años atrás dictó clases en la Universidad José María Vargas y en el Instituto de Diseño Caracas.

"Hacemos todo lo posible por apoyar al talento local, porque es bastante triste saber de gente que se animó a producir, tire la toalla y se vaya".


El mobiliario de Siete al Cubo fue diseñado por Marcello Botto

Más información


Siete al cubo: @sietealcubo