Diseño en Venezuela: UNA BICICLETA DE MADERA UNE A PADRES E HIJOS

BUSCA artículos, temas, diseñadores en este BLOG

viernes, 27 de julio de 2018

UNA BICICLETA DE MADERA UNE A PADRES E HIJOS



El diseñador industrial merideño José Chalbaud creó recientemente una bicicleta de balance en madera que fabricó junto a su hijo de dos años. También diseña y crea muebles con su emprendimiento Chalbaud Design.


“En tiempos de crisis hay quienes lloran y quienes fabrican pañuelos”, es la frase favorita del diseñador industrial merideño José Chalbaud, que ante la severa crisis que afecta nuestro país, ha apostado por mantenerse creando y produciendo muebles para el hogar que cubren parte de un mercado que ha ido quedando desprovisto. Sin embargo, el proyecto que le eleva los niveles de serotonina es la bicicleta de balance o “prebici” que fabricó con el cuadro en madera para Lucciano, su hijo de dos años.

Este tipo de bicicleta no tiene pedales ni un juego de estabilizadores (ruedines), porque sirve para que los niños aprendan a mantener el equilibrio y adquieran seguridad.

Todo comenzó cuando José Chalbaud quiso comprar un triciclo a Lucciano, pero no encontró algo que le gustara. Incluso pensó en mandarlo a traer de afuera, hasta que se dijo: “Oye, pero si tengo la maquinaria y el tiempo, ¿Por qué no la hago?”

Así inició un lindo fin de semana con su familia en el taller. Decidió trabajar artesanalmente porque “creo que no hay algo que tenga más valor que lo que puedas construir con tus manos y si es para tu hijo, pues ¡imagínate!”, relata el emocionado papá, quien indica que eligió la madera porque le parece un material noble que reúne una serie de propiedades como resistencia, durabilidad, adaptabilidad y versatilidad, con las que consideró que podía lograr muy buenos resultados. “Decidí fabricarla en pino pues es la madera que más se consigue a nivel nacional y porque proviene de sembradíos controlados”.





Con el diseño listo y el material decidido, Chalbaud puso manos a la obra junto a su pequeño: “Aparte de ser mi hijo hermoso, Lucciano es mi mejor amigo, y como los mejores amigos y queremos hacer muchas actividades juntos. El siempre ha visto mi trabajo en el taller y por eso quise que participara en el proceso de armado de su bicicleta con el uso supervisado de algunas herramientas que conoce y sabe para qué se usan”.

En pleno proceso de fabricación, el diseñador industrial se dio cuenta de que tanto él como el niño disfrutaron de una linda experiencia familiar y espiritual que ahora desea transmitir a otras personas: “De allí nació la idea del taller Mi primera bicicleta, en donde invitamos a todos los padres e hijos a compartir un día distinto armando su propia bicicleta, acompañado de refrigerio y muchas fotografías. Es un llamado a desconectarse de la realidad que nos estresa para concentrarnos sólo en disfrutar el momento”.

Desde niño la afición de José Chalbaud fueron los carros y las motos. Decía que en algún momento iba a construir alguno de ellos, y comenzó con una hermosa bicicleta que significa mucho para él y su familia.

La otra pasión: los muebles

José Chalbaud se graduó en la Universidad de Los Andes (ULA) en el 2008. Con el título en las manos partió para Buenos Aires, donde se estrenó como profesional: “Trabajé en el estudio de un gran amigo, Ignacio Ordoñez, donde diseñamos productos de distintas áreas, desde blisters, pasando por lámparas, hasta accesorios para la pesca deportiva. Me encantó trabajar allá, porque en Argentina creen en el producto nacional y apoyan a su talento. En el sector del diseño hay mucha aceptación, crecimiento y competencia, lo que te obliga a estar en constante evolución. También me gustó la influencia europea porque ves productos despojados de todo elemento sobrante con una fabricación increíble”, relata.

En el año 2009 retornó junto a su esposa Yenifer a Mérida y decidieron montar un stand en las Ferias del Sol para darse a conocer. Así nació Chalbaud Design, como una empresa dedicada al sector del mueble. “No solo me gusta el diseño, también me gusta la fabricación, ver el proceso, la evolución y sentir los materiales. En Chalbaud Design me he involucrado en todas y cada de las áreas, desde el contacto con el cliente hasta la instalación del mueble, esto me permite estar en constante aprendizaje y mejorar para el siguiente proyecto”, cuenta José Chalbaud.

El diseñador industrial también admite que siempre le interesó concebir objetos para el hogar y la primera prueba de su talento en el área, fue haber quedado como finalista en el concurso para estudiantes de diseño Masisa.




En los años recientes ha versionado varios modelos de sofás, pero la principal pieza de su autoría es la mesa Castagne, que se produce aplicando una técnica proveniente de la India donde se golpea la madera con cadenas y barras hasta lograr un texturizado fuerte. Castagne combina dos láminas de madera montadas sobre marcos metálicos, que están separadas por una brecha rellena de piedritas blancas.

Sus productos han surgido bajo el concepto “yo lo quiero tener en casa”, por lo tanto, el creativo dice que, “he sido exigente conmigo diseñando lo que me gusta y necesito para usar. Cada una de las piezas nace y evoluciona hasta llegar a un punto en el que ya no se le puede quitar nada”.

Chalbaud Design está acondicionando su propio local en Mérida que pronto abrirá las puertas.





El primer taller fue en Ejido

El sábado 16 de junio, fue la primera edición del taller “Mi primera bicicleta”.

La bicicleta está diseñada para chicos de 2 a 5 años. La estructura, cauchos y rines son siempre iguales, sólo se cambia el color del tapizado del asiento dependiendo si se trata de un niño o una niña.

Prácticamente en un día se hace una bicicleta, pero explica José Chalbaud que: “para efectos del taller, nosotros las fabricamos primero, las revisamos para constatar que todo esté bien, y las desarmamos de nuevo para que los pequeños luego la ensamblen junto a sus papás”.

Más información en el teléfono 0412-6510301

Email bicicletachalbaud@gmail.com