Diseño en Venezuela: EL CRECIMIENTO DEL TALENTO VENEZOLANO A TRAVÉS DEL CONCURSO DE DISEÑO MASISA

martes, 28 de agosto de 2018

EL CRECIMIENTO DEL TALENTO VENEZOLANO A TRAVÉS DEL CONCURSO DE DISEÑO MASISA

El "Banco de Pared" fue el primer mueble ganador del Concurso de Diseño para Estudiantes de Masisa en Venezuela

El Concurso de Diseño para Estudiantes Masisa en Venezuela brindó entre el 2005 y 2016 la oportunidad a los estudiantes de diseño industrial y arquitectura de desarrollar proyectos innovadores y contrastarlos a nivel nacional y latinoamericano. En este post les haremos un recuento de cada edición.


La competencia fue creada en 1992 en el país originario de la empresa: Chile, y posteriormente fue extendiéndose a los demás países latinoamericanos donde Masisa hace vida: Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

Cada país organiza el concurso dirigido a los estudiantes de diseño industrial y arquitectura de forma local, para que luego cada ganador asista a la justa regional, donde se le abren a los jóvenes la posibilidad de establecer intercambios, además de obtener pasantías y viajes a importantes eventos del diseño mundial.

En el 2018 el Concurso de Diseño para Estudiantes Masisa retornó a sus orígenes, porque se efectuó sólo en Chile, debido a algunas transformaciones del grupo corporativo, que ya no está en Argentina, Brasil y próximamente venderá su planta de México.

Este año la convocatoria se tituló “Piensa en grande”; invitando a los universitarios chilenos a diseñar mobiliario versátil para espacios reducidos. La ganadora fue la alumna de tercer año de Diseño de la Universidad del Desarrollo, Consuelo Vildósola con el proyecto Nihon, que la llevó al Dubai Design Week.



La participación venezolana


La primera edición del Concurso de Diseño para Estudiantes Masisa se realizó en Venezuela en el año 2005, momento en el que ganó Rodrigo Egon de la Peña, que en aquel momento estudiaba diseño industrial en el Instituto de Diseño Caracas (IDC) con el Banco de pared para ser ubicado en los andenes del metro. Con dicha propuesta le correspondió viajar a Brasil.


Rodrigo de la Peña en el montaje hecho en Caracas, donde se adjudicó el premio que lo llevó a Brasil.

En el catálogo que sintetizó los resultados de esa primera iniciativa se resaltó: “Para Masisa la inclusión de Venezuela en el evento ha sido un éxito, los proyectos demuestran el alto grado de profesionalismo que los entes docentes y estudiantes vienen adelantando, son jóvenes comprometidos en desarrollar propuestas innovadoras y creativas en el diseño de muebles”.


Simón Pérez, diseñador de la "Practicama"

La siguiente edición fue organizada en 2007 y la ganó Simón Pérez, actualmente egresado de la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad de Los Andres (EDI ULA) con la Practicama.


Eduardo Chacón mostrando cómo funciona "Pupy Kids"

Si bien la competencia es bienal, se esperaron tres años para llevar a cabo la siguiente, en el 2010, en la que el jurado evaluador declaró como vencedor al joven Eduardo Chacón, de la EDI ULA con el escritorio polifuncional Pupy Kids.

Alejandro Pantin, creador de la silla "Tinpan"

Para 2012 el estudiante de arquitectura de la Universidad Santa María Alejandro Pantin participó por segunda vez y se llevó el primer lugar con la silla Tinpan, mientras que en 2014 nuevamente un estudiante del IDC, Andrés Belisario, se llevó el premio con la mesa Cero Diez Nueve.


Andrés Belisario junto a "Cero Diez Nueve"

La última edición que se realizó en nuestro país tuvo lugar en 2016. Los finalistas expusieron sus propuestas en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela (FAU UCV), y fue justamente el proyecto Luz y ritmo, elaborado por un dúo de alumnos de esa casa de estudios, Mónica Braña y Aldo Michelangelli, el que se adjudicó el primer lugar y el derecho a representarnos en Perú.

Mónica Braña y Aldo Michelangelli, dúo creador de los módulos "Luz y ritmo"


Recuerdos de un ganador


Rodrigo Egon de la Peña estudiaba 5to semestre en el IDC cuando participó en el Concurso de Diseño para Estudiantes Masisa. Relata que su escuela introdujo el proyecto como un ejercicio académico desarrollado en las clases del profesor José Antonio Montenegro, diseñador industrial con master en diseño automotriz que está actualmente radicado en España.

De la Peña recuerda que hubo “seis ganadores que participamos en una exposición que Masisa organizó en los espacios abiertos de la Torre BOD”.

Su proyecto fue el Banco de Pared realizado con Mdf con cortes que permitieron curvar la lámina, luego se masilló y se colocó la chapilla, mientras que la parte que simula el aluminio también se hizo en Mdf con plano seriado cortado en router, masillado y pintado. Su función: brindar confort a los usuarios del metro o de paradas de autobuses al permitirles sentarse y apoyar los pies. Es un elemento decorativo y que impide ensuciar las paredes.



Lámpara y mesa de noche, uno de los diseños recientes de Rodrigo de la Peña


Con el prototipo mejorado en tablero Mdf, le correspondió ir a Sao Paulo, Brasil. En ese momento, Rodrigo ya se había graduado. “Me autorizaron en mi primer empleo para viajar. Mi trayecto fue cuidadosamente planificado por Masisa, no obstante, mi banco llegó justo el día en que los concursantes debíamos exponer y explicar al jurado nuestros proyectos”, explicó Rodrigo de la Peña, quien señala que ese percance impidió que la pieza pudiera ser instalada completamente. No obstante, considera que la experiencia fue sumamente enriquecedora, porque le permitió conocer diferentes formas de pensar y ver cómo se refleja la cultura en el diseño. Entre las propuestas, me pareció que la de los argentinos era muy práctica y la de los brasileños era simple, pero con una utilización muy eficiente del material”. El diseñador industrial admite que le sorprendió que el jurado favoreciera la base para guitarra creada por el participante de Ecuador, lo que le hizo reflexionar sobre el rol de la subjetividad para la evaluación del diseño.

Para el diseñador industrial ha sido valioso incorporar a su curriculum el premio otorgado por Masisa Venezuela y su participación en el concurso latinoamericano le dió el background para dar pasos posteriores como postularse al Salone Satellite de la Feria del Mueble de Milán, para el que fue seleccionado por Venezuela el año pasado (2017). En la gran exposición milanesa participó con varios productos, entre los que resaltó el Portabananas, que es un colgador de racimos de cambures que fue reseñado en el diario italiano Il Corriere della Sera.

En la actualidad, Rodrigo de la Peña ofrece servicios de diseño freelance para desarrollar stands, empaques y mobiliario. Entre los últimos trabajos se cuenta un foodstruck remolcado por una moto y el empaque para las toallas Seccco. Entre los planes próximos aspira introducir sus productos de factura semiartesanal en el mercado.

Si de algo está seguro es que el Concurso de Diseño para Estudiantes Masisa fue un excelente comienzo para su carrera.