Diseño en Venezuela: LA CRISIS OBLIGA A LAS ESCUELAS DE DISEÑO A TOMAR DECISIONES RÁPIDAS

lunes, 17 de septiembre de 2018

LA CRISIS OBLIGA A LAS ESCUELAS DE DISEÑO A TOMAR DECISIONES RÁPIDAS

El IDDAR ha sido conocido durante años por sus labores de extensión académica que trasciende los salones de clase 


Hace dos semanas corrieron pésimas noticias por Whatsapp que señalaban que el Instituto de Diseño Darias estaba por cerrar. A los pocos días llegó la información de que el Instituto de Diseño Caracas también. Lo que se decía es que los anuncios económicos realizados por Nicolás Maduro en agosto eran la causa del colapso. He consultado a tres voceros para conocer cuál es la situación en ambos casos.


"Agarramos la oscuridad y la convertimos en algo positivo"

Así se expresó Domingo Villalba, actual director del Instituto de Diseño Darias, para señalar que ya lo peor había pasado y que han tomado las decisiones pertinentes para mantener la escuela abierta.

"El anuncio económico presidencial  es difícil de asumir por las empresas pequeñas", indica Villalba, porque el aumento del salario mínimo, "nos sube 60 veces el costo, siendo lo más fuerte de asumir, la carga retroactiva".

Explica el director del IDDAR que en sus 23 años de trayectoria han logrado mantener un personal estable y su orientación social, siendo sus costos orientados a personas que trabajan para pagarse sus estudios de diseño. Por ello, sus horarios se adaptan a sus dinámicas, incluyendo las clases sabatinas.



Luego del paquetazo rojo, decidieron hacer un paro administrativo, "un trimestre sabático de octubre a diciembre de este año y regresamos en enero 2019", dice Domingo Villalba, quien explica que en el año, el Darias abre cuatro trimestres de 9 semanas. Por lo tanto, el alto coincidirá con sus vacaciones largas.

También conversamos con el profesor Rubén Moreno, quien indica que el equipo docente del IDDAR se ha mostrado totalmente receptivo y abierto a los ajustes administrativos que  se deban asumir y que las inquietudes que se generan, sobre todo en la comunidad estudiantil, se han solventado a través de reuniones y mucha comunicación.

"En la institución tenemos mística sobre la formación académica. Es la escuela donde estudié y egresé y entiendo que la coyuntura hizo que el director debiera tomar decisiones rápidamente".

Por lo pronto, el IDDAR va a entrar en una etapa de revisión administrativa, y los interesados en inscribirse para el trimestre que arrancará el 14 de enero de 2019 pueden obtener información a través de sus redes sociales. En Instagram y Twitter: @infoiddar,


El "tremendo susto" que dio el IDC

Un día sábado fue escogido por el Instituto de Diseño Caracas (IDC) para emitir un correo electrónico que encendió las alertas rojas de su comunidad estudiantil. En el mismo se anunciaba que debido a que el contrato de arrendamiento de su sede no sería renovado, "nos vemos en la obligación de entregarla y sumado a ello, los inconvenientes que  ocasionan las actuales medidas económicas, nos vemos en la NECESIDAD de SUSPENDER TEMPORALMENTE el inicio de las clases para el Período Académico Septiembre 2018-Febrero 2019. En tal sentido, les solicitamos nos remitan a la brevedad posible los siguientes datos, a objeto de reintegrarles a partir del lunes 10 de septiembre de 2018, el dinero que cancelaron por la inscripción del semestre".

Asi, sin anestesia arrojaron la noticia, apenas dos días antes del comienzo de clases, que estaban pautadas para el lunes 10. Su prima hermana, Instituto de Diseño de Valencia también anunció su cierre temporal, pero con la diferencia de que su sede es propia.



En el mundo del diseño venezolano todos conocemos el secretismo del IDC, lo difícil que es obtener un vocero oficial. Como institución son una especie de "caja negra", inexpugnable hasta el punto que el querer pegar un simple afiche para promover un evento en una de sus carteleras lo han convertido en un procedimiento burocrático que pasa por solicitudes formales a través de cartas impresas.

Quien accedió a conversar conmigo sobre el tema fue una persona integrante de la "comisión de emergencia" que el mismo sábado del mensaje armaron 300 miembros de la comunidad estudiantil junto a sus padres.

Entre el grupo hay varios abogados que revisaron el estatus legal de la sede y descubrieron que no era inminente el desalojo de la sede de La Castellana, si bien era cierto el pleito legal del dueño del IDC con el dueño del local.

Entonces, llegó el momento de negociar: En el instituto "Se comprometieron a iniciar clases hoy, 17 de septiembre. No nos quisimos enfrascar en una pelea y llegamos a ese acuerdo. Las clases son en el mismo lugar de siempre y la administración presentó un ajuste de los pagos, calculados en tres cuotas", explicó el representante de la comisión.

Afortunadamente, el Instituto de Diseño Valencia también abrió sus salones de clases.

Sin embargo, a raíz del conflicto inicial, quedó una comisión más pequeña que se encargará de vigilar los pasos de la institución, porque se sembró la desconfianza.

introduce tu email:

Delivered by FeedBurner