Imprescindibles del diseño venezolano: NEDO M.F.



En el gremio del diseño gráfico venezolano se repite que los pioneros fueron el estadounidense Larry June, el lituano Gerd Leufert y el italiano Nedo Mion Ferrario. Sobre éste último, trata el presente artículo.

Nació el 23 de septiembre de 1926 en Milán, Italia. Falleció en Caracas en 2001.

Llegó a Venezuela a los 24 años en 1950, tiempo después de su padre, Emilio Mion Vianello, quien le abrió camino en el mundo de las artes gráficas, pues antes de venir, ya le había conseguido al hijo la oportunidad de hacer ilustraciones para los periódicos El País y La Esfera.

Desde que pisó suelo venezolano Nedo optó por el trabajo freelance que le permitió frecuentar imprentas como la Tipografía Italiana, Unión Gráfica, Multipublicidad, Miangolarra y Cromotip. Durante esa época también estableció relaciones de trabajo con varias agencias publicitarias, en las que conoció al tipógrafo inglés Jimmy Teale, quien fue contratado en 1951 para definir la imagen de la Shell Caribbean y la gráfica de la Revista Shell.



Trabajo de Nedo en el área publicitaria.
Nedo hizo ilustraciones para el Boletín Shell. También fue director de arte de McCann-Erickson y para 1953 pasó para la Guía Publicidad, conglomerado formado por Carlos Eduardo Frías y Luis Beltrán González cuya más dilatada campaña fue la introducción en el país de las Páginas Amarillas de la guía telefónica. Luego aceptó trabajar casi exclusivamente para ARS, donde colaboró estrechamente con Marcel Floris.

A mediados de 1959 culmina la etapa publicitaria de Nedo, cuando acepta encargarse de la dirección artística de la revista El Farol, labor que asumió hasta 1972. Este mismo año aceptó dictar clases en una materia que llamaban Publicidad y que después pasó a ser Diseño Gráfico. Nedo se dedicó durante 28 años a la enseñanza en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas y un par de años al Instituto de Diseño Neumann-Ince. 



Página de la revista CAL.

Entre 1962 y 1968 asumió el diseño de otras importantes revistas, como CAL, iniciada en 1962 bajo la dirección de Guillermo Meneses, Crónica de Caracas, también con Meneses y la revista Oriente, órgano divulgativo de la Universidad de Oriente (UDO) bajo la gestión de Alfredo Armas Alfonzo.

Hacia 1968, Nedo y Leufert colaboran en el rediseño de los números 20 y 21 de Imprímase, revista de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas. En uno de esos ejemplares aparece el Alfabeto Imposible 1, que exhibía las habilidades del diseñador en el área tipográfica, las cuales se extendieron a más de sesenta alfabetos identificados como Imposibles, Reversibles y Computables, recopilados en la publicación Letromaquia de 1972 y presentados en una exposición que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes.

En el área marcaria Nedo “creó el emblema de la Galería Espiral de la Escuela de Artes Plásticas; el emblema y papelería para el Centro Profesional de Dibujantes; monogramas, logotipos y señalizaciones institucionales y personales que le introducen al mundo de la abstracción y a la exactitud de la curva y del ángulo partiendo del monograma”.

En 1973, la publicación Top Symbols and Trademarks of the World incluyó sus emblemas, y también fue reseñado en el Who’s Who in Graphic Art de 1962 y 1982.

Nedo también contribuyó al género de los catálogos de arte a través de su trabajo para el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, para el que también creó el identificador gráfico. Y en el área editorial, diseñó Gerd Leufert, diseñador, Sin Arco y Penthouse 8, entre otros volúmenes.

Diseñador de estampillas

En 1974 el doctor Gonzalo Plaza fue designado Director de Correos, convirtiéndose en el motor que generó grandes transformación en el servicio postal y en los asuntos filatélicos.

Para iniciar La Nueva Estampilla Venezolana, Gonzalo Plaza conformó un equipo asesor. De esta manera, entraron en escena varios actores: la Dirección de Correos gerenciada por Plaza, el Club Filatélico de Caracas, miembros de la Academia de la Historia y cuatro diseñadores recomendados por Miguel Arroyo: Gerd Leufert, Nedo Mion Ferrario, Santiago Pol y Alvaro Sotillo.

Gonzalo Plaza logró iniciar exitosamente el proyecto que fue continuado a partir de 1977 por su sucesor en la Dirección de Correos, Arnaldo Rodríguez Vicentelli, quien mantuvo el contrato y el trato respetuoso hacia los cuatro diseñadores y también fue quien en 1978 favoreció la realización de la exposición La nueva estampilla Venezolana en la Galería de Arte Nacional.



Entre los sellos de Nedo M.F., quedó como legado la marca del Instituto Postal Telegráfico (IPT) reproducido en una estampilla alusiva a su creación, emitida en 1979. A mediados de ese mismo año, con el cambio de gobierno, el presidente encargado del I.P.T. era Pedro Miguel Rodríguez, hasta que fue designado oficialmente Rodolfo Alvarez Bajares, quien asumió una actitud displicente con los diseñadores, al punto que rechazó la marca creada por Nedo e impuso una nueva, la que llamaban el “huevito”.

Otra faceta de Nedo fue la de su obra artística integrada a la arquitectura, casi todas en colaboración con Jimmy Alcock, para edificios donde se invade pisos, muros, rejas y barandas en el sentido del reversible espacial logrado a través de la repetición de la forma. Entre las contribuciones más conocidas, están los pisos de la torre Parque Cristal.

En 1993 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas por el conjunto de su obra, tanto artística como gráfica. En 1998, cuando el Centro de Arte La Estancia se especializaba en la promoción del diseño, organizó la exposición Nedo M.F.. Una retrospectiva, comisariada por la investigadora Lourdes Blanco.

Entradas populares