Carol Leal: Diseño de joyas con toque Warao



Cuando las adversidades se convierten en oportunidades, los resultados pueden ser sorprendentes. Así lo ha demostrado la diseñadora de joyas Carol Leal en sus dos últimas colecciones: En extinción (2018) y Maraisa (2019). Los asistentes de nuestro Super Recorrido por El Cerrito podrán disfrutar de estas maravillas en persona.

Se graduó de Ingeniería Industrial en la Universidad Católica Andrés Bello y durante años se desarrolló profesionalmente en el mundo corporativo, hasta que en 2016 decidió profundizar su veta creativa para dedicarse a la orfebrería. Hizo cursos y talleres para dominar diferentes técnicas de trabajo del metal hasta que decidió formalizar ese gusto en la marca Carol Leal Joyas en 2015.

La dificultad para conseguir las piedras semipreciosas, activó al máximo la creatividad de la diseñadora: "Comencé a buscar materiales que me ayudaran a hacer algo diferente", afirma y relata como halló una solución: "El lema del Maratón CAF 2017 fue Correr con propósito. A raíz de allí, mi esposo se motivó para realizar una donación al proyecto de mujeres indígenas emprendedoras de la Fundación Tierra Viva. Revisando con detenimiento el proyecto, vi que tenían una tienda online, en la que compré un bolso de moriche".

Al tener la pieza en sus manos, Carol recordó que "siempre quise agregar carteras a mi colección, pero también estaba segura de que no las quería en cuero", señala. Por ello, el tejido en fibra vegetal le pareció ideal y decidió contactar a la Fundación Tierra Viva, con la que se reunió por primera vez en enero de 2018.


Primera fase: Carteras que respetan la tradición

La Fundación Tierra Viva apoya a la comunidad Warao en el Delta del Orinoco. Warao se traduce como "hombres de agua", debido a la estrecha interacción de la etnia con el río.

Carol Leal quedó fascinada con lo que descubrió, entonces decidió generar una colección de carteras que respeta las formas, técnicas de tejido y materiales empleados por las artesanas Warao. "Los modelos ya estaban y decidí mantenerlos por respeto a su cultura", indica la diseñadora, quien explica que en una primera etapa, sólo procedí a colocarles forros de poliester, luego los cambié a de lino natural, para que la pieza sea 100% sostenible.

Así surgió la colección "En extinción", cuyo nombre es un llamado a la reflexión sobre el peligro que se cierne sobre las artesanías de nuestras etnias, por un lado, y por el otro, sobre la fauna en situación de vulnerabilidad, en una serie de tres pañuelos para la que invitó a la ilustradora Andrea Cáceres.

Cáceres dibujó los prints que se sublimaron sobre la tela con el cardenalito, el cunaguaro y el chiguire intercalados con motivos vegetales.

Las carteras están tejidas en moriche de color claro o en bora, una planta acuática de la que se extrae una fibra más gruesa y dura. Los bolsos de moriche pueden ser intervenidos con color, gracias a la aplicación de pigmentos naturales como el onoto y sobre este punto, Carol Leal quedó sorprendida al saber que la Fundación Tierra Viva favoreció el rescate de estos pigmentos, pues las artesanas Warao estaban utilizando Viki-Viki. Entonces, se organizó un taller dictado por artesanas Yekuana para que explicaran los procedimientos para la obtención y uso de los tintes naturales.




Segunda fase: zarcillos y brazalete

La segunda colección llevó a Carol Leal a pensar sobre cómo adaptar los objetos utilitarios que ya producían las manos artesanas a los accesorios combinados con el bronce bañado en oro.

El resultado fue la creación de zarcillos tomando las "arepitas", que es como la artesana Nélida llama a los portavasos circulares tejidos en moriche con ligeros toques cromáticos. "Para lograr lo que quería, tuvimos que hacer prototipos hasta lograr el tamaño adecuado y la ubicación del color, porque lo quería plasmado de forma particular", explica Leal, que a la vez indica sobre las bases metálicas que salen de mermas, porque "no trabajo con troqueles".

Así emergió Maraisa, que en Warao significa "amiga", en alusión a la solidaridad femenina y el "fair trade", que facilita el comercio justo entre las partes involucradas en la relación productiva.

Maraisa exhibe cinco modelos fundamentales de zarcillos que pueden variar por el color y un brazalete que es el resultado de la adaptación de los servilleteros, a los que se les incrustan símbolos en un metal que ha sido intervenido de tal manera que se le ha conferido cierta textura que guarde relación con el tejido artesanal.

"Detrás de cada pieza hay una historia", declara Carol Leal, quien dice que desea demostrar "que la artesanía de nuestros indígenas es hermosa y elegante. Estoy feliz, esta experiencia ha sido mágica, tanto por lo que he aprendido de estas maravillosas mujeres, como de saber de que se benefician por su trabajo".

Aunque no lo crean, hasta los momentos, Leal ha realizado las colecciones sin movilizarse de Caracas porque los enlaces facilitados por la Fundación Tierra Viva han sido eficientes, pero pronto, viajará hasta el Delta para conocer personalmente la zona y el modus vivendi de las artesanas, y para dictar un taller de innovación con miras al desarrollo de la próxima colección, con diseños totalmente nuevos.




Por venir

"La idea de la próxima colección es que incorpore 5 carteras. En esta oportunidad si habrá intervención y variación de las formas, porque ellas me han comunicado que están abiertas a aprender".

El proceso ya va adelantado, porque han ido preparando prototipos funcionales sobre los que Leal está revisando cuáles serán los cerramientos, la incorporación de otros materiales y la modificación de las asas, entre otras pruebas.


El próximo 17 de octubre, Carol Leal nos acompañará en el Super Recorrido por El Cerrito, con una exhibición de las dos colecciones, un complemento perfecto para la visita guiada que hemos ideado por la joya arquitectónica de Gio Ponti en Caracas ¿Quieres verlas en persona? Obtén la información completa aquí: Inscripción online Super Recorrido por El Cerrito

Dónde encontrarla

Tiendas Equinoccio y Oromatista en Caracas. Talaja Galerías y Originatik en Valencia.

Instagram: @carollealjoyas

Entradas populares