Elina Pérez Urbaneja: la cara frente a Diseño en Venezuela

En 2017, Diseño en Venezuela organizó un After Office  para recordar la revista Logotipos, invitando a sus creadores.

Unos dicen que el 12 de octubre es el día de la resistencia indígena, otros, aseguran que es el día de la hispanidad o de la raza, pero para el equipo de Diseño en Venezuela es más que una festividad cultural, pues un día como hoy hace una década, nuestra fundadora Elina Pérez Urbaneja, movida por su gusto por el diseño venezolano, decidió aprovechar las bondades de Internet para registrar su labor como investigadora y promotora de esta apasionante profesión. Por Jessica Stein.

Sí, han pasado ya 10 años desde el primer post en este blog que está a punto de parir una nueva presentación para convertirse en un medio digital especializado en asuntos de diseño para resaltar y registrar el buen diseño hecho por venezolanos (y también por extranjeros que adoptaron a Venezuela como país), pero… ¿existe registro alguno sobre la mujer que le ha dado empuje y fuerza a este proyecto durante todo este tiempo? Este será el primero y, debo decirlo, yo me siento inmensamente honrada de publicarlo.

Dos carreras (periodista y licenciada en artes) y una maestría. Ha entrevistado a icónicos profesionales del gremio como Álvaro Sotillo, Carlos Cruz-Diez, Cornelis Zitman, Klaus Müller, Conrado Cifuentes, Jorge Rivas, Karmele Leizaola, Bernardo Mazzei, Anita Reyna, Argenis Madriz, entre tantos más. Ha escrito sobre temas de diseño para medios impresos como El Nacional, El Universal, Étapes (revista editada por Gustavo GIli) y, más recientemente, El Estímulo, así como para los libros Diseño Gráfico Latinoamericano (Ecuador), Historia del diseño en América Latina y El Caribe (Brasil), Diseño para todos (Venezuela). A esto agregamos que es profesora universitaria, curadora, conferencista, organizadora de eventos; sin duda estamos hablando de una profesional con todas las de la ley.

La conocí en 2012, cuando me acerqué a escucharla en una charla sobre Ecodiseño que ofreció en Chacao; para ese momento yo tenía 2 años en la búsqueda de formas de promover el diseño venezolano y ella 3 con Diseño en Venezuela. Admito que fue intimidante escucharla hablar y ¿cómo no?, ante semejante experiencia profesional a uno no le queda más que callar y aprender… Desde entonces se convirtió en un ejemplo profesional a seguir (y sé que muchos coincidirán conmigo en este sentir). Imagínense la emoción que sentí la primera vez que me invitó a escribir para Diseño en Venezuela… ¿Y cuando me propuso organizar juntas el Conversatorio Diseño de Productos en 2016? ¡Todo un sueño hecho realidad para mí!

Por eso en este día tan significativo para nosotras, me complace dejar constancia escrita de la dedicación que le ha puesto Elina, no sólo a Diseño en Venezuela como proyecto, sino al hecho de labrar un extenso camino de promoción para el diseño venezolano.


Charla sobre Ecodiseño en Ecodar, proyecto que llevaban adelante Mariela Bedoni y Carolina Tinoco en Chacao.

¿Qué te llevó a investigar y escribir sobre diseño venezolano?

Cuando egresé de Comunicación Social, no sabía qué hacer. Sólo sabía que deseaba especializarme en la fuente Cultura, pero tampoco quería hacer lo que estaba preestablecido.

Di muchos tumbos, trabajé en radio, en prensa escrita, en editoriales, hice pasantías en museos... hasta que por casualidad, en 1996, una colega me pasó el dato de que solicitaban un periodista freelance para el Centro de Arte La Estancia, cuando se especializaba en promover diseño gráfico, industrial y fotografía.

Me contrataron para que me encargara de la prensa de la exposición DGV 70-80-90, fue un gran golpe de suerte, y a los meses, quedé trabajando fija por medio tiempo. En el Centro de Arte La Estancia fue donde ingresé al mundo del diseño, que me encantó. Entonces en 1999, cuando comencé a barajar temas para mi tesis de grado de la escuela de Artes, decidí trabajar sobre la promoción del diseño industrial en Venezuela, analizando el modelo de gestión del Centro de Arte La Estancia.

Tuve la inmensa suerte de participar en la organización de dos encuentros latinoamericanos de diseño que se hicieron allí, para los que vinieron Ivens Fontoura de Brasil, David Consuegra de Colombia y otros diseñadores destacados de nuestra región. Así comenzó esta historia.


¿Qué es lo que más te ha dado satisfacción de la labor que decidiste emprender y qué es lo que más te ha decepcionado?

Cada palabra de aliento y reconocimiento es una satisfacción. Es lindo que te digan que tu trabajo aporta valor.

He tenido varias decepciones con personalidades que me ven como una competencia incómoda y no como una aliada. Tuve algunas "relaciones complicadas" con diseñadores que no aceptaban que escribiera sobre diseño sin ser diseñadora, pero a la final, me gusta tanto investigar y escribir sobre diseño, que no les he parado y he seguido adelante. He sido muy persistente, me parece.

En 2009, invitada como ponente del Festival Indiscreto, organizado por la Universidad de Pamplona, Colombia. 

¿Qué otros proyectos, además de Diseño en Venezuela, has emprendido a lo largo de tu trayectoria como investigadora del diseño venezolano?

Curadurías en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-DIez, he redactado textos especializados en diseño para libros como Historia del Diseño en América Latina y El Caribe y otros. Fui invitada a ser asesora en diseño para el Salón de Inventiva Tecnológica Popular Luis Zambrano, que fue una experiencia breve, pero al final quedó como prueba de la labor realizada, la publicación del libro Diseño para todos.

He dictado charlas y también desarrollé por mi cuenta la investigación "Diseño gráfico al servicio del autoritarismo", una revisión de gráfica de la propaganda impresa del chavismo.

¿Con qué proyectos has colaborado como investigadora del diseño?

En unos cuantos. Incluso, puedo decir que el 99% de las charlas que he dictado, son colaboraciones, porque han sido gratuitas.

Curaduría realizada para el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez. La exposición itineró por Venezuela.

¿Pensaste en algún momento convertir el proyecto Diseño en Venezuela en un modelo de negocio?

Sí lo llegué a pensar en varias ocasiones, pero como me salía mucho trabajo en el campo de la comunicación y lo atendía como freelancer, entonces lo iba postergando. Comencé a pensarlo con seriedad en 2016, cuando llamé a Susana Abreu para formular un portal digital, que unos consultores nos recomendaron que fuera una app, pero en aquel momento, era costoso producir una app y a los meses se atravesaron los acontecimientos del 2017 que nos hicieron abortar el proyecto hasta enero de este año, en que fuimos seleccionadas para participar en el programa Dreambuilder para mujeres emprendedoras.

¿Cuáles han sido los artículos o las entrevistas que más trabajo te han costado escribir?

Ninguna. Como el tema me encanta y siempre fue un trabajo voluntario (y ad honorem), no tenía por qué escribir algo que me resultara incómodo o difícil. He disfrutado cada entrevista y cada momento de escritura. Nuestra mentora de Dreambuilder lo definió perfectamente: "Diseño en Venezuela es un pasatiempo para ti".

¿Cuáles son tus valores más arraigados como persona y como profesional?

Perseverancia y resiliencia.

¿Qué es lo más importante para ti como profesional?

Justamente, ser profesional.

Parte del profesionalismo proviene del gusto por el estudio y el trabajo perseverante.

¿Cuáles han sido las lecciones que más han marcado tu experiencia profesional con Diseño en Venezuela?

Cuando era bloggera, de alguna manera estaba en mi zona de comfort, era sencillo además, porque era yo sola. Las grandes lecciones con Diseño en Venezuela han llegado desde 2016, que fue el año en que comencé a pensar en cambiar de formato y crecer, desde que sopesé la idea de convertir a Diseño en Venezuela en un emprendimiento formal, que me dé de comer y en el que comparto tareas con un equipo.

¿Por qué luego de 9 años en solitario decidiste conformar un equipo de trabajo para este proyecto?

Porque llegó el momento. Si hubiera deseado mantenerme como blogger, sigo individualmente. Si quiero que Diseño en Venezuela crezca, era importantísimo seleccionar a mis socias de trabajo.

¿Qué te hace seguir adelante con el proyecto Diseño en Venezuela?

Que deseo dedicarme enteramente a lo que amo hacer. Quiero seguir trabajando en algo que me resulte absolutamente placentero, para que sea un disfrute continuo en mi vida.


Entre los eventos organizados, ha estado Industrias Creativas.

Una anécdota interesante o divertida que recuerdes de tu trayectoria como investigadora del diseño…

Cuando me invitaron por primera vez para dictar una charla en la Escuela de Diseño Industrial de la ULA, varios profesores me dijeron que estaban sorprendidos de que fuera tan joven (eso fue en el año 2005, aproximadamente), porque se imaginaban que iban a recibir a una viejita o a una señora con pinta de intelectual. Eso era lo que ellos imaginaban al leer mis textos.

Cuando estuve en Bogotá en el año 2008, fui a visitar la escuela de diseño industrial de la Universidad Javeriana. Me atendió su director, Roberto Cuervo, quien me regaló el folleto "¿Qué es el diseño industrial?" que entregaban a quienes se acercaban a buscar información sobre la carrera. Al salir, subí a un taxi e iba leyéndolo. Mientras pasaba las páginas pensaba: "esto ya lo había leído en alguna parte". Cuando llegué a las fuentes consultadas, resulta que ¡Me estaban citando! la mayoría del texto lo extrajeron de mi tesis publicada en Analítica.



Nueva etapa, de frente al futuro: trabajo en equipo y alianza con Ninweb.

Alguna reflexión sobre la labor de promover el diseño venezolano…

A estas alturas, pienso que ha sido importante mi labor desempeñada en Diseño en Venezuela, porque le he dado visibilidad al trabajo de muchos diseñadores, cosa que no ocurre en muchísimos países.

Y como complemento,, rescato esto que expresó en el post “Periodismo especializado en diseño, mi opción”, publicado en mayo de 2010: “Mi intención es lanzar mi granito de arena para que la gente común y corriente, gente como uno pues, entienda qué es el diseño. (...) La idea es "democratizar" el discurso del diseño, para ver si en algún momento, nuestros ciudadanos empiezan a exigirlo para mejorar su calidad de vida.” Sin duda, es una visión que compartimos y que, entre tantas otras, nos ha llevado al punto de unirnos para materializarla.

Gracias, por esta desafiante tarea de poner en alto el diseño venezolano con humildad y dignidad. ¡Que sean 100 años más de Diseño en Venezuela!


Jessica Stein es promotora incansable del diseño venezolano, labor que inició con Design in Venezuela, con la que organizó eventos para profesionales creativos. Desde febrero de 2019 forma parte del equipo del portal periodístico especializado Diseño en Venezuela, asumiendo el cargo de productora de eventos.

Más info 

https://www.disenoenvenezuela.com/
Instagram: @disenoenvenezuela
Twitter: @disenovenezuela
Facebook:Diseno en Venezuela Oficial

Entradas populares